El Arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz, ha dedicado su carta semanal a la "excepcional circunstancia" que constituye la proclamación del Príncipe de Asturias, Don Felipe, como próximo Rey de España. En la misiva dicen que sus plegarias van dirigidas a que la Santina de Covadonga bendiga al nuevo Rey Don Felipe VI, a la Reina Doña Leticia, a la Princesa de Asturias Doña Leonor y a su hermana la infanta Doña Sofía.

"Invito a hacerlo a todos los cristianos que conformamos la Archidiócesis de Oviedo", dice Sanz en la carta, que lleva por título 'Desde Asturias: Dios salve al Rey'.

Ha recordado que los obispos españoles ya se han pronunciado a través de una nota del Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal en la que valoraban en "servicio a España" de Don Juan Carlos y en la que se mostraban seguros de que tendrá continuidad en Don Felipe de Borbón, quien "ya ha acreditado ya su cualificación y competencia".

Jesús Sanz ha recordado que los primeros cristianos ya rezaban por sus gobernantes, aunque no siempre compartían la misma visión de las cosas, ni tenían las mismas raíces culturales o religiosas.

"Pero sabían que debían rezar por ellos fueran quienes fueran, para que el desempeño de su alta responsabilidad se ajustara al bien común, en justicia y paz, especialmente hacia quienes tenían una vida más castigada por situaciones duras y excluyentes" dice Sanz en la carta, que ha finalizado con la misma frase en inglés y en español: "God save the King. Dios salve al Rey".

Consulta aquí más noticias de Asturias.