La consejera de Fomento, Marta García de la Calzada, ha anunciado que, gracias al impulso realizado por el Ejecutivo de la presidenta María Dolores de Cospedal, a lo largo de este año se reinician las obras de 14 depuradoras en la provincia de Guadalajara, entre las que ha destacado especialmente las cinco del grupo El Casar (Mesones, Torrejón del Rey, Galápagos, Valdeaveruelo y Valdenuño Fernández).

Sobre ellas, ha anunciado que las obras se iniciarán en apenas 15 días, gracias "al esfuerzo financiero, de gestión y de tramitación administrativa".

En concreto, ya se han reanudado las obras de las depuradoras de Trijueque, Alcolea del Pinar, Atienza, Espinosa de Henares, Jadraque, Mandayona, Anguita y Maranchón. Además, este mes se finaliza la obra de Mondéjar, con lo que podrá empezar a estar operativa, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Marta García, que ha visitado este miércoles al municipio guadalajareño de El Cubillo de Uceda, ha recordado que, en el año 2011, el Gobierno de Castilla-La Mancha se encontró una situación muy complicada "con 500 millones de euros de deuda en materia de ejecución de obras hidráulicas, especialmente depuradoras".

En este sentido, ha explicado que, al inicio de legislatura, había más de un centenar de depuradoras que estaban en ejecución, pero que, según ha remarcado, fueron los propios contratistas "los que nos pidieron expresamente que se suspendieran los contratos, que no se avanzaran las obras, porque llevaban sin cobrar desde el año 2010".

Por ello, Marta García ha destacado el compromiso del Gobierno de Cospedal que, en apenas 3 años, "ha revertido completamente la situación, pagando a todos los contratistas y reanudando la ejecución de los contratos suspendidos. "Este Gobierno que, pese a las limitadas disponibilidades presupuestarias, es consciente de la importancia de la depuración", ha enfatizado Marta García.

Se actúa en un punto peligroso en el cubillo de uceda

En su visita a El Cubillo de Uceda, la titular de Fomento ha supervisado 'in situ' las obras de remodelación que se están ejecutando en la intersección de las carreteras autonómicas CM-1001 (El Cubillo-Cogolludo-Atienza) y la CM-1002 (Uceda-Guadalajara), un punto que ha calificado como "potencialmente peligroso por la falta de visibilidad", teniendo en cuenta que cuenta además con mucho flujo de tráfico procedentes de la Comunidad de Madrid, además de ser el principal acceso a El Cubillo de Uceda.

Para solucionar esta situación, el Gobierno regional ha diseñado una nueva intersección —mediante una glorieta— que repartirá el tráfico que confluye de ambas carreteras, lo que redundará en una mejora de la "seguridad vial de los ciudadanos". Asimismo, se modificarán los tres accesos de las carreteras y se realizará una actuación de ampliación de la calzada en 500 metros.

A esta actuación, que Marta García ha definido como "muy necesaria por los problemas de accidentabilidad de la carretera", se han destinado más de 380.000 euros. Se trata, en palabras de la consejera de Fomento, "de garantizar la seguridad vial y resolver problemas que desde hace muchos años no se habían resuelto".