El Parque Natural de Urkiola cuenta con un nuevo recurso natural, abierto a visitantes, el yacimiento más antiguo de Bizkaia de ferrería de monte o haizeola, datado mediante Carbono 14 en época tardorromana, que la Diputación ha puesto en valor coincidiendo con el 25 aniversario de la designación de Urkiola como Parque Natural.

Según ha informado la institución foral, se trata de los restos de una antigua ferrería de monte, un yacimiento arqueometalúrgico muy abundante en Bizkaia, de los que existen más de 170 en Bizkaia. La antigüedad de este yacimiento en concreto se ha datado mediante C14, siendo ésta la ferrería de monte más antigua de Bizkaia datada siguiendo este método.

Los estudios de C14 necesarios para la investigación, que han sido financiados por el Departamento de Cultura de la Diputación, han determinado que Akalarra se hallaba en funcionamiento en el siglo IV y V d.C.

Estas instalaciones preindustriales se encuentran en terreno privado, en el paraje de Iturriotz, en el término municipal de Dima. No obstante, el acceso a las inmediaciones del yacimiento está permitido y esta misma mañana se ha instalado un panel interpretativo para que las personas visitantes y senderistas que se acerquen a la zona cuenten con una herramienta que facilite la difusión de este recurso cultural del Parque en particular y de la historia de Bizkaia en general.

Hornos de reducción

Estas instalaciones eran capaces de transformar el mineral de hierro extraído en bruto de la naturaleza, en un hierro metálico apto para la forja de armas, aperos y otros objetos, sin el recurso a la energía hidráulica.

Consistían en un taller al aire libre con uno o más hornos de reducción de mineral, en cuyos diversos procesos productivos interviene directamente la fuerza humana.

Producía tochos de hierro que luego se bajarían a labrar en el poblado. El taller de producción se hallaba en un entorno boscoso donde predominaba el roble. Mediante toberas se insuflaba aire con fuelles hasta alcanzar casi los 1.200º C de temperatura.

La presencia del agua en las inmediaciones era necesaria en varias fases del proceso productivo. Los antiguos ferrones pasaban en este lugar varios días, tanto construyendo los hornos como cuidando día y noche la combustión.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.