El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Luciano Alonso, ha recordado en comisión parlamentaria, que las pinturas rupestres gozan del "máximo nivel" de protección sin necesitar una catalogación específica. Así se recoge en el artículo 40.2 de la ley 16/1985, de 25 de junio, de protección del patrimonio histórico español, donde se especifica que: "Quedan declarados bienes de interés cultural por ministerio de esta ley, las cuevas, abrigos y lugares que contengan manifestaciones de arte rupestre".

Así ha respondido el consejero a una pregunta formulada por la diputada popular Ángeles Isac García sobre las medidas que toma el Gobierno de la Junta para la protección de las pinturas rupestres en la provincia de Jaén, una respuesta en la que también ha hecho referencia a la gran dispersión de yacimientos en zonas de acceso y el control "difícil". Además, Alonso ha explicado que las principales zonas arqueológicas de la provincia están en el Catálogo General del Patrimonio Andaluz, como Cástulo o Puente Tablas. Otras están en proceso de inscripción en el mismo, con carácter prioritario, como las Zonas Arqueológicas de Porcuna, Los Villares de Andújar, Giribaile y Peñalosa, así como todos los yacimientos con arte rupestre.

Respecto a las infracciones que se cometen sobre el Patrimonio que está en lugares abiertos, Alonso asegura que "esta Administración Andaluza inspecciona y sanciona bien, iniciando expedientes sancionadores contra los presuntos autores o, si se aprecian indicios de delito, remitiéndolo a la Fiscalía de la Audiencia Provincial". Asimismo ha informado de que durante el pasado año se iniciaron en la provincia de Jaén 14 expedientes sancionadores, en la mayoría de los casos a detectoristas de metales que no contaban con autorización para esa práctica.

El consejero ha aprovechado para valorar muy positivamente el trabajo que desarrollan los cuerpos y fuerzas de seguridad, tanto Guardia Civil como Policía Autonómica, así como la de los agentes de Medio Ambiente. "Gracias a un trabajo conjunto se han llevado a cabo importantes operaciones contra el expolio, fundamentalmente arqueológico", ha explicado.

A pesar de todo esto, Alonso ha lamentado que sigan produciéndose nuevos expolios y actos vandálicos en estos lugares patrimoniales, como los acontecidos en la Cueva de los Escolares en Santa Elena o los del paraje de Otíñar. Ante esto la administración andaluza prioriza en la conservación preventiva con medidas como desbroces y limpieza de materia vegetal, para evitar incendios; reparación y refuerzo de vallados perimetrales, y donde ha sido posible, se ha dotado con una cubierta las zonas de mosaico para evitar su deterioro a la intemperie.

Santa elena

Respecto a los actos vandálicos de Santa Elena, Alonso ha lamentado que el alcalde del municipio se hubiera saltado el protocolo e hiciera pública la denuncia en los medios de comunicación antes que se notificara a la delegación territorial para comunicar este acontecimiento. Además, ha puntualizado que estas pinturas no forman parte del núcleo de pinturas declaradas Patrimonio de la Humanidad, aunque esto "no le quita ni un sólo matiz de gravedad a este acto vandálico". En cambio, si son Bien de Interés Cultural desde 1985 y por tanto tienen el máximo nivel de protección.

Durante su intervención, ha explicado cómo acaecieron los hechos el pasado 21 de abril de 2014, que es cuando la delegación territorial tiene conocimiento a través de los medios de comunicación de la destrucción parcial de una pintura rupestre en la Cueva de los Escolares, en el municipio de Santa Elena. Desde un primer momento, los responsables de las delegaciones provinciales tanto de esta Consejería como de Medio Ambiente coordinan el protocolo de actuación; se desplaza un equipo de arqueólogos junto con técnicos de Medio Ambiente para evaluar los daños causados y hacer un informe. A partir de este momento se toman una serie de medidas con carácter inmediato consistente en el refuerzo de las rondas de vigilancia de los agentes del parque natural de las zonas con arte rupestre.

También la dirección del Parque Natural de Despeñaperros ha propuesto incluir como proyecto a evaluar en el Programa LIFE de la Unión Europea el Arte Rupestre en los Espacios Naturales Protegidos de Jaén.

Próximamente la Consejería va a iniciar la revisión del estado de conservación general de los sitios con arte rupestre declarados Patrimonio de la Humanidad en Jaén, y hará una propuesta de contenidos para las rutas rupestres en los parques naturales de Jaén. Además, "estamos trabajando en la redacción del Plan de Gestión del Arte Rupestre del Arco Mediterráneo".

Finalmente, el consejero ha anunciado que, mediante el acuerdo marco firmado con la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, se está trabajando para acordar unas actuaciones conjuntas y coordinadas en materia de protección, conservación y difusión del patrimonio natural y cultural.

Por su parte, la diputada popular ha lamentado que desde 1986 se viene detectando por parte de la comunidad científica el "abandono" de estos bienes mientras que la Junta "hace oídos sordos", y "estamos hastiados de oír semana sí semana no a una agresión a un BIC" con un mercado negro que "recompensa este expolio". Además, ha señalado que desde el PP se propone "algo muy fácil pero contundente", como es elaborar protocolos de colaboración con agentes de medio ambiente y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, para que "de una vez por todas" la provincia "deje de ser vejada, saqueada y expoliada".

"Llevamos seis años viendo como se agredían pinturas de las cuevas de Pontones, Santisteban, Los Escolares, etcétera", lamenta Isac García, quien exige al consejero "determinación, operatividad y elaborar protocolos para que cuatro ladrones dejen de aprovecharse de este patrimonio".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.