El portavoz del PSOE de Santiago, Francisco Reyes, ha mostrado sus dudas acerca de la "constitucionalidad" del futuro nuevo gobierno compostelano, que estará formado por siete concejales que no concurrieron en las listas de los 13 que conforman el equipo ejecutivo.

Así, y tras el pleno extraordinario en el que se ratificaron ocho de las nueve vacantes que se cubrirán en la nueva corporación —tras la marcha de siete ediles condenados por prevaricación y las dimisiones de Rebeca Domínguez y Adrián Varela (que ya había consumado su baja)—; Reyes se ha referido al artículo 140 de la Constitución en que se cita que los "concejales deberán ser elegidos democráticamente", para censurar la legitimidad del nuevo gobierno.

En este sentido, ha puesto el acento en que en el caso de la capital gallega "la mayoría absoluta" del gobierno local que regirá Santiago no habrá sido "votada" por las urnas.

Francisco Reyes también se ha fijado en las "bancadas vacías" de los asientos que ocupa el grupo popular, y ha calificado de "despropósito" la situación vivida en el salón plenario.

Asimismo, ha vuelto a censurar que el PP "intervenga por la puerta de atrás" el Ayuntamiento de Santiago, en el que "la mayoría absoluta será de concejales no electos y no legitimados". "Vamos a tener un gobierno no por voluntad popular, sino por voluntad del Partido Popular", ha recriminado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.