El presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, ha celebrado que la capital malagueña acoja en 2017 los XXI Juegos Mundiales de Trasplantados y ha asegurado que Málaga "se ha convertido ya hace años en un referente como ciudad organizadora de grandes eventos deportivos".

Bendodo ha considerado "una buena noticia" que la capital se convierta en sede de esta celebración, apuntando que se trata de "un evento deportivo más que viene a la ciudad, que tiene los equipos y la experiencia para organizarlo".

Para el presidente del ente supramunicipal y del Patronato de Turismo de Málaga-Costa del Sol, el que vayan a venir más de 2.000 atletas de todo el mundo a la capital malagueña, a los que habrá que sumar otros tantos como acompañantes y organizadores, es algo "muy positivo, porque no sólo es una atracción deportiva sino que son personas que generan gastos y mejoran la economía de la ciudad".

Málaga se ha impuesto a las candidaturas presentadas por Tokio (Japón) y Berlín (Alemania). La organización ha destacado las instalaciones deportivas "de primer nivel" con las que cuenta la capital de la Costa del Sol.

Ya en la visita de inspección realizada recientemente a la ciudad, el presidente de la federación organizadora de estos juegos, Olivier Coustere, subrayó la fortaleza de la candidatura presentada y el carácter abierto de la ciudad, sus amplias zonas peatonales y el consenso institucional logrado en la presentación como las grandes fortalezas de Málaga.

Estos Juegos Mundiales de Trasplantados se celebran cada dos años y su importancia radica no sólo en ser un espacio deportivo para la integración, sino también por ser un evento que busca crear conciencia acerca de la donación de órganos. Las primeras Olimpiadas de Trasplantados se realizaron en Portsmouth (Reino Unido), en la que únicamente participaron deportivas de Francia, Alemania, Grecia y Estados Unidos.

Consulta aquí más noticias de Málaga.