La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha rechazado el "uso sesgado" efectuado por el PP del informe de la Cámara de Cuentas de Andalucía, en concreto el informe de fiscalización de la Cuenta General de 2012, tras lo que rechaza y lamenta la "insistencia" del PP en poner en cuestión las instituciones autonómicas de control.

En su comparecencia, la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha valorado, en el transcurso de su comparecencia en comisión parlamentaria sobre el Informe de Fiscalización de la Cuenta General de 2012, el "adecuado dato" de ejecución presupuestaria, del 89,9 por ciento y un porcentaje de pago del 88,1 por ciento.

La consejera ha lamentado que el PP "·haga una utilización sesgada de los resultados del informe" y ha advertido a los populares de que "si hicieran lo que proponen allí donde gobiernan, entonces muchos del PP deberían dimitir".

Montero considera que el informe de la Cámara de Cuentas "es una herramienta para mejorar el análisis contable, además de incorporar criterios económicos" y cree que el informe "permite mejorar en cuestiones de mecanismos de control y mejora de la calidad de forma permanente".

La titular de Hacienda ha comenzado su intervención subrayando la independencia funcional de la Cámara de Cuentas y rechazando la propuesta del Gobierno central de suprimir las instituciones autonómicas de control, como el Defensor del Pueblo o la Cámara de Cuentas.

Respecto al resultado del ejercicio y las cuentas anuales de 2012 resaltó que, a pesar de incumplir el objetivo de déficit del ejercicio con un -2,02 por ciento, la evolución del déficit fue muy positiva al reducirse un 41 por ciento respecto del ejercicio anterior, ya que el 2011 se cerró con un resultado negativo de -3,48 por ciento.

Sobre la deuda, la Cámara de Cuentas, según la consejera, que señala en su informe de fiscalización el incremento del endeudamiento de la Comunidad Autónoma durante el ejercicio 2012, puntualizó que "tanto al finalizar dicho año, como en la actualidad, Andalucía sigue manteniendo una ratio de deuda sobre el PIB muy por debajo del conjunto del Sector Público Instrumental".

Recordó asimismo que la comunidad autónoma ha construido "un sistema de control propio, con un órgano de fiscalización interno que contribuye a una mejora continua y permanente de la gestión presupuestaria y financiera, mantiene la autonomía de los órganos de fiscalización, y asimismo, afianza la transparencia de las cuentas públicas".

Mejoras en el nuevo presupuesto

En cuanto a la fiscalización a los entes instrumentales del sector público instrumental, resaltó el apartado específico y que por primera vez y en profundidad dedica la Cámara de Cuentas al análisis de las transferencias de financiación.

Montero incidió en que "se ha tomado nota", de forma que en el propio Presupuesto de 2014 "se han introducido mejoras que tienen su origen en los trabajos de fiscalización interna y externa", como son la inclusión de la totalidad de los PAIF de los entes instrumentales y la nueva regulación de las transferencias de financiación. Así ha recordado que en la nueva orden de Presupuestos para 2015 figura una premisa por la que los órganos gestores deben certificar los gastos que lleven a cabo.

En relación con el ejercicio sometido a fiscalización recordó el contexto en el que se desarrolló la gestión económico presupuestaria del mismo, ya que el ejercicio 2012 se inició sin Presupuestos Generales del Estado. Por tanto, los presupuestos autonómicos comenzaron a ejecutarse sin contar con datos que iban a condicionar su desarrollo y que posteriormente se plasmarían en los presupuestos estatales.

"pedir perdón"

El diputado del PP José Antonio Miranda considera que este informe de la Cámara de Cuentas "denota la muy mala gestión pública de la Junta", que "ha hecho las cosas mal", mientras que el PP "ha hecho propuestas para mejorar la situación, pero el PSOE la rechaza".

Por ello, Miranda, que se muestra "preocupado" por los resultados de dicho informe, cree que la Junta "debe reconocer los errores y pedir perdón, pues hay muchos andaluces que lo están pasando muy mal".

El diputado popular, que rechaza que haga una utilización "sesgada" del informe, considera que "lo normal es una gestión responsable, por lo que hay que intentar mejorar y evitar que esto vuelva a ocurrir".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.