El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Modesto Lobón, ha subrayado que en esta legislatura se ha dado "un impulso sustancial" a las obras contempladas en el Pacto del Agua y ha precisado que la inversión ya realizada se encuentra al 47,25 por ciento.

Así lo ha indicado en rueda de prensa, acompañado por el director del Instituto Aragonés del Agua, Alfredo Cajal, en la que ha presentado el balance de actuaciones realizadas en la presente legislatura en materia de agua y depuración.

Tras comentar que su departamento "ejemplifica muy bien" el pacto de gobierno PP-PAR, ha recordado que uno de los capítulos fundamentales de ese acuerdo se dedica al agua, "a la defensa radical contra el trasvase del Ebro, del Plan Hidrológico y de los 6.550 hectómetros cúbicos", así como al impulso de los proyectos del Pacto del Agua.

Sobre el trasvase, ha remarcado que "hemos defendido en todos los foros, por activa y por pasiva, nuestra oposición radical al trasvase del Ebro", incluso votando en contra de los planes de cuenca del Júcar y Segura "porque incidían en la voluntad de hacer trasvases", de forma que en este momento "no veo sombras —de trasvase— en el horizonte, lo cual es positivo para Aragón".

En estos tres años también se ha aprobado el Plan Hidrológico del Ebro "y se ha puesto en marcha lo que llevaba bloqueado hace unos años, que es la Comisión mixta de seguimiento del Pacto del Agua, que estaba parada desde 2009 y en lo que llevamos de legislatura se ha reunido cuatro veces".

En este foro "pasamos revista al Pacto del Agua", que contiene 145 obras, por más de 3.200 millones de euros, de las que 66 están terminadas, por valor de 1.046 millones; diez se encuentran en ejecución, por 750 millones; y 22 en tramitación, ha señalado, para detallar que el conjunto de la inversión realizada es del 47,25 por ciento.

Atención prioritaria

Lobón ha apuntado que las trece obras más importantes, entre ellas ha citado Yesa, Almudévar, Biscarrués, Mularroya y San Salvador, "suponen de regulación 1.050 hectómetros cúbicos del total de los 1.146 que faltan para terminar el Pacto del Agua".

Así, ha insistido en que en estos años se ha dado "un impulso sustancial" al Pacto del Agua, en Yesa la última inversión ha sido de 25 millones para las obras de emergencia de la ladera y se mantiene la previsión de finalizar el recrecimiento en 2016; se ha adjudicado Almudévar y se está redactando el proyecto de Biscarrués y en Mularroya se está elaborando una nueva declaración de impacto ambiental, entre otros proyectos que se encuentran en ejecución.

"Se ha dado un gran impulso —al Pacto del Agua— porque el Gobierno central, por la presión del aragonés y del pacto de gobernabilidad, le ha dedicado una atención prioritaria, como no le había dedicado el anterior", ha recalcado Lobón.

DEPURACIÓN

En materia de depuración, el consejero ha defendido que "Aragón es la primera Comunidad pluriprovincial en el cumplimiento de las directivas europeas", para afirmar que "de los grandes objetivos que nos propusimos, completar el plan especial de depuración y el plan Pirineos, el primero está prácticamente encauzado y el segundo a la espera de que se defina la financiación del Banco Europeo de Inversiones".

El director del Instituto Aragonés del Agua, Alfredo Cajal, ha señalado que ya se ha aprobado el gasto para la depuradora de Utebo, incluida en el plan especial de depuración, y "en breve" saldrá a licitación esta obra.

En la actualidad el Instituto gestiona 188 depuradoras, de las que 156 han sido construidas por el IAA (36 de forma directa), 100 dentro del plan especial y veinte en el Plan Pirineos, ha comentado. Gracias a la actividad de estas plantas se ha eliminado del agua 3.000 toneladas de basura y más de 130 toneladas de aceites y gradas.

También se han extraído fangos, con 56.593 toneladas en 2013, de los que el 91 por ciento se han convertido en abono agrícola, para aprovechar los fósforos que contienen. En este punto, Cajal ha advertido de que "es responsabilidad y competencia de todos" cuidar el agua y los recursos naturales.

Respecto al tratamiento de purines, Cajal ha manifestado que se trabaja en cuatro proyectos, dos de ellos "en zonas vulnerables, con sobrecarga", en Valderrobres y Peñarroya de Tastavins. La planta de tratamiento de purines de Peñarroya "está prácticamente terminada", en Valderrobres estará este año, mientras que en Zaidín y Capella los proyectos concluirán en 2015.

INFRAESTRUCTURAS

En Infraestructuras del Ciclo del Agua, Cajal ha resaltado que se han mantenido más de 300 reuniones con alcaldes y se han elaborado más de 150 informes sobre la situación del abastecimiento de agua en los municipios.

De las acciones acometidas en 2013, ha destacado las obras de ejecución de redes de abastecimiento y alcantarillado en Gerbé (Aínsa) y los trabajos de mejora del saneamiento en La Muela. También ha mencionado las actuaciones muy urgentes realizadas para paliar los daños de las lluvias en octubre de 2012, con trece intervenciones y una inversión total de 1.867.442,49 euros para reparar los daños provocados por el agua.

En junio de 2013 también se ejecutaron obras de urgencia por las lluvias en el valle del Ésera, con ocho intervenciones a las que el Instituto dedicó más de 2,5 millones de los seis millones en total que costaron las reparaciones. Por último, en agosto de 2013, debido a las inundaciones del río Martín, se llevaron a cabo obras en cinco municipios, por 764.000 euros.

Cajal ha continuado remarcado que Aragón "está en la vanguardia" en la aplicación de energía fotovoltaica en los abastecimientos de agua potable a municipios, con cuatro experiencias, la primera de ellas en Cubel, que están funcionando "de maravilla".

Canon de saneamiento en zaragoza

En otro orden de cosas, el consejero de Agricultura, Modesto Lobón, ha recordado que en 2016 la capital aragonesa se sumará al canon de saneamiento —impuesto sobre la contaminación de las aguas—, de forma que el impuesto "desde entonces será recaudado por el Instituto Aragonés del Agua".

Lobón ha advertido de que "falta la firma con el consistorio" y fuentes del Ayuntamiento de Zaragoza han recordado que el pacto sobre el canon forma parte de un acuerdo marco con cuatro puntos de los que dos de ellos aún están pendientes, "sin resolver", han asegurado en declaraciones a Europa Press.

Alfredo Cajal ha agregado que los zaragozanos abonarán la tasa al consistorio y al Ejecutivo aragonés "la diferencia que supone la tasa y el impuesto", de forma que pagarán más al tener que afrontar esa diferencia, aunque Cajal ha insistido en que "ningún aragonés pagará más que otro por el agua".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.