La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha anunciado que el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) se celebrará el 26 de junio, y ha pedido que en el mismo se aborde el reparto del déficit o la reforma fiscal que el Gobierno quiere acometer, entre otras cuestiones.

En su comparecencia en comisión parlamentaria, la consejera ha pedido que en dicho Consejo se aborden una serie de temas como el reparto del déficit, el anuncio del Gobierno central de proponer a Bruselas la cesión de tres décimas de déficit de este año y la propuesta de Andalucía de que esas tres décimas pasaran a la región, además de la reforma fiscal y la reforma del sistema de financiación.

Sobre la reforma fiscal, la consejera ha pedido que sea una reforma "compartida" con las comunidades autónomas y se aborde "en un marco de lealtad" en el CPFF. Montero ha indicado en su comparecencia que ese debate "se encuentra pendiente de abordar" e insiste en que "se haga en el marco de la lealtad en el CPFF".

La consejera de Hacienda y Administración Pública considera que 2013 "supone un punto de inflexión en la crisis económica iniciada hace seis años y el inicio de la senda de crecimiento", de forma que "tenemos mejores expectativas y las estadísticas nos muestran un comportamiento más positivo de la economía andaluza".

Por ello, espera que el Gobierno "pueda aprovechar ese nuevo panorama y dé traslado de ese cambio en sus políticas a las comunidades autónomas". Además, ha recordado que el Gobierno del PP "ha incrementado la deuda y no ha mejorado los indicadores, pues ha subido la deuda o el número de parados", y lamenta que España "está a la cola de la recuperación".

"Estamos experimentando una mejoría que se consolida y nos permite ser algo más optimistas", ha agregado Montero, quien considera que "hay algunas actuaciones de la Junta que permiten seguir recuperando algunos de los factores de competitividad".

La consejera aludió a las recientes medidas anunciadas por el Banco Central Europeo (rebaja de tipos de interés e inyección de liquidez al sistema bancario) y confió en que sirvan para incentivar la economía y para que las pequeñas y medianas empresas puedan beneficiarse de un mayor acceso al crédito.

"El Gobierno andaluz espera que estas medidas lleguen a las regiones, a su tejido productivo y sus ciudadanos, y que el Gobierno de la nación sepa aprovechar las oportunidades que le va a ofrecer el nuevo panorama y dé traslado de este cambio en la política económica a las comunidades autónomas mediante la reforma fiscal, el sistema de financiación, el reparto del déficit y los mecanismos de liquidez", declaró Montero.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.