Los grupos de la oposición han expresado este miércoles su rechazo a reunirse con la coordinadora general del PPCV, Isabel Bonig, para tratar de llegar a un acuerdo para modificar el texto del estatuto de autonomía de la Comunitat porque recuerdan que está pendiente de tramitarse en el Congreso de los Diputados desde hace tres años otra reforma estatutaria. Por tanto, no les merece "confianza" esta oferta de diálogo que, además, consideran que solo sirve para "desviar la atención de los problemas reales" de la Comunitat.

Así se han pronunciado en la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces en relación a la carta enviada por la coordinadora general del PPCV, Isabel Bonig , para iniciar una ronda de contactos para "explorar la posibilidad de una "amplia reforma" del estatuto de autonomía, que incluye la "reconsideración de la figura del aforado", la reducción de diputados o la modificación de la Ley Electoral para la elección directa de parte de los diputados.

El portavoz del PSPV, Antonio Torres, opina que con esta petición el PP "quiere entretenernos" y "marear". Además, ha recordado que está pendiente de debatirse en el Congreso de los Diputados la reforma del estatuto aprobada en las Corts que equipara las inversiones del Estado a la población de la Comunitat, y que dicha tramitación ha sido "paralizada" hasta en tres ocasiones por los 'populares'.

Por tanto, "no podemos sentarnos con ella mientras lo que hay en trámite no se resuelva", ha precisado Antonio Torres, quien ha remarcado que "si lo pactado no sigue adelante, el Consell no ofrece ninguna confianza".

"Que no nos inviten a hacer el ridículo ya que tenemos una reforma que está esperando en el Congreso", han sido las declaraciones del síndic de Compromís, Enric Morera, en relación a la invitación de la coordinadora general del PPCV. "Que dejen de marearnos", ha agregado el portavoz de la coalición, que ha recordado que su formación no aprobó el estatuto en 2006.

"desviar la atención"

Asimismo, el portavoz adjunto de EUPV, Ignacio Blanco, ha advertido de que este tipo de negociaciones las llevarán a cabo con los grupos parlamentarios, no a través de los partidos. Además, opina que con esta oferta de diálogo para tratar la reforma estatutaria, lo que el PPCV intenta es "desviar la atención" de los problemas de la Comunitat. También sirve, ha dicho, "para que parezca que tienen iniciativa política".

El síndic 'popular' Jorge Bellver, por su parte, ha lamentado la posición de los grupos de la oposición cuando, además, algunas de las peticiones de reforma del estatuto las han formulado estas formaciones. Además, ha remarcado la "conveniencia" de que las reuniones sean a través de los partidos políticos porque en el caso del PSPV, su secretario general no es diputado en las Corts y por tanto "es muy difícil llegar a acuerdos" con el grupo parlamentario socialista.

Asimismo, ha destacado que Bonig formula unas propuestas de negociación concretas pero "no cierra la puerta" a incluir otras cuestiones. "Este es el momento para hablar y en el momento que tengamos definidas las necesidades, será el momento de pasar los acuerdos a actividad parlamentaria", ha apuntado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.