El concejal del grupo municipal de Chunta Aragonesista (CHA) en el Ayuntamiento de Zaragoza, Carmelo Asensio, ha calificado de "insuficiente" la ayuda del Gobierno de Aragón de 700.000 euros de los que una parte se destinará para los cinco comedores escolares en la ciudad durante los meses de julio y agosto.

Asensio ha recordado que en todo Aragón haya 5.800 becas de comedor a lo largo del año, de las que 4.100 corresponden a escolares de la capital aragonesa, ya sean becados por el Gobierno autonómico o por el 1,4 millones que destina el Ayuntamiento de Zaragoza.

Cada beca de comedor tiene un coste medio de 96 euros al mes lo que supondría que Aragón precisaría de 1,7 millones de euros, de los que un millón se destinarían para Zaragoza, unas cuantías que ha comparado con los 700.000 euros que se habilitarán para todo Aragón.

En rueda de prensa, Asensio ha alertado de que se pueden crear "distintos niveles de niños", ya que los becados compartirán actividades con los que no precisan beca, pero "luego se formarán colas de niños pobres en el comedor".

ALTERNATIVAS

También ha dudado de la operatividad del servicio de comidas a razón de 1.500 escolares por cada uno de los dos turnos, ya que "los niños tendrán que comer a toda pastilla".

Otro factor de posible estigmatización se podría producir en el mes de agosto cuando no estará operativo el programa 'Abierto en vacaciones' del Ayuntamiento de Zaragoza y solo estarán abiertos los cinco colegios con comedor escolar de verano por lo que se "crean comedores para niños pobres".

Asensio ha propuesto extender al mes de agosto el programa "Zaragalla" que se desarrolla en la margen izquierda para que estos niños becados se acojan a las actividades formativas o extender al resto de la ciudad la experiencia del distrito del Actur donde "la comida es el elemento de inclusión social de los escolares y sus familias".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.