La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha anunciado que el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) se celebrará el 26 de junio, y ha pedido que en el mismo se aborde el reparto del déficit o la reforma fiscal que el Gobierno quiere acometer, entre otras cuestiones.

En su comparecencia en comisión parlamentaria, la consejera ha pedido que en dicho Consejo se aborden una serie de temas como el reparto del déficit, el anuncio del Gobierno central de proponer a Bruselas la cesión de tres décimas de déficit de este año y la propuesta de Andalucía de que esas tres décimas pasaran a Andalucía, además de la reforma fiscal y la reforma del sistema de financiación.

Sobre la reforma fiscal, la consejera ha pedido que sea una reforma "compartida" con las comunidades autónomas y se aborde "en un marco de lealtad en el CPFF. Montero ha indicado en su comparecencia que ese debate "se encuentra pendiente de abordar" e insiste en que "se haga en el marco de la lealtad en el CPFF".

La consejera de Hacienda y Administración Pública considera que 2013 "supone un punto de inflexión en la crisis económica iniciada hace seis años y el inicio de la senda de crecimiento", de forma que "tenemos mejores expectativas y las estadísticas nos muestran un comportamiento más positivo de la economía andaluza".

Por ello, espera que el Gobierno "pueda aprovechar ese nuevo panorama y dé traslado de ese cambio en sus políticas a las comunidades autónomas".

Ha recordado que el Gobierno del PP "ha incrementado la deuda y no ha mejorado los indicadores, pues ha subido la deuda o el número de parados" y lamenta que España "está a la cola de la recuperación".

"Estamos experimentando una mejoría que se consolida y nos permite ser algo más optimistas", ha agregado Montero, quien considera que "hay algunas actuaciones de la Junta que permiten seguir recuperando algunos de los factores de competitividad".

La consejera aludió a las recientes medidas anunciadas por el Banco Central Europeo (rebaja de tipos de interés e inyección de liquidez al sistema bancario) y confió en que sirvan para incentivar la economía y para que las pequeñas y medianas empresas puedan beneficiarse de un mayor acceso al crédito.

"El Gobierno andaluz espera que estas medidas lleguen a las regiones, a su tejido productivo y sus ciudadanos, y que el Gobierno de la nación sepa aprovechar las oportunidades que le va a ofrecer el nuevo panorama y dé traslado de este cambio en la política económica a las comunidades autónomas mediante la reforma fiscal, el sistema de financiación, el reparto del déficit y los mecanismos de liquidez", declaró Montero.

En su intervención, Montero ofreció un balance de los principales datos económicos registrados por Andalucía en 2013 y destacó las mejores expectativas para el actual ejercicio, que han llevado a revisar al alza la previsión de crecimiento para la economía andaluza en 2014, elevando el incremento real del PIB hasta el 1,4 por ciento, frente al descenso del 1,5 por ciento de 2013.

Además, la consejera ha aludido a las principales cifras registradas en la Comunidad. De esta forma, ha asegurado que "Andalucía ofrece unas cifras de endeudamiento mejores que la media" ya que, al cierre de 2013, su endeudamiento se situó en el 17,3 por ciento del PIB, casi tres puntos por debajo de la media de las comunidades autónomas. En términos absolutos, su importe alcanzó los 23.898 millones de euros, lo que "supone solo el 11,6 por ciento de la deuda del conjunto de regiones, porcentaje muy por debajo de nuestro peso poblacional".

En comisión parlamentaria para informar sobre el balance económico financiero de la comunidad en 2013, Montero destacó también el esfuerzo realizado por las comunidades autónomas y, en concreto, Andalucía, para reducir el déficit público. Así, explicó que las comunidades lograron reducir su déficit global desde el -1,86 por ciento del PIB de 2012 hasta el -1,54 por ciento del PIB en 2013, es decir, "llevaron a cabo una reducción del déficit por importe de 3.389 millones de euros".

En concreto, Montero valoró que Andalucía no solo cumplió con el objetivo de déficit establecido en 2013, sino que consiguió situarlo en el -1,55 por ciento del PIB. "Nuestra comunidad fue capaz de reducir su necesidad de financiación en 737 millones de euros, lo que la sitúa en el segundo lugar en cuanto al esfuerzo realizado por las comunidades en la contención del déficit público", recordó.

Además, ha recordado que la reducción del déficit en Andalucía "superó en casi ocho puntos al esfuerzo medio realizado por las comunidades", según Montero, lo que "evidencia nuestro compromiso con la estabilidad presupuestaria".

Frente a este resultado de las comunidades, la titular de Hacienda recordó que el Estado presentó un déficit del -4,33 por ciento del PIB, que superó el objetivo establecido en el -3,8 por ciento. "No solo incumplió su objetivo de déficit sino que obtuvo una cifra de déficit casi 1.000 millones por encima de la de 2012", enfatizó.

La consejera consideró que este incumplimiento "es más significativo si se tiene en cuenta que el Estado se había reservado casi un 60 por ciento del margen de déficit global, frente al 20 por ciento disponible para las comunidades autónomas". Por el contrario, reiteró que las comunidades demostraron un "mayor compromiso con la consolidación fiscal".

Papel del gobierno central

El diputado del PP Rafael Carmona valora que la Junta reconozca que "estamos saliendo de la crisis y que estamos ante un punto de inflexión", y ha recordado que esas mejoras "tienen un padre y una madre", tras lo que ha defendido todas las reformas acometidas por el Gobierno central, como las del sector financiero o energético, y cree que "se ha llegado tarde porque el PSOE cuando estaba en el Gobierno no resolvió los problemas ni acometió reformas".

Carmona ha pedido a la Junta que "aclare si está a favor o en contra del sistema y del modelo de financiación", ha pedido que asuma su responsabilidad "y no diga más que la culpa es de Rajoy". "No se puede estar de acuerdo y en desacuerdo con alguna medida, no se puede soplar y sorber, hay que definir el modelo", ha agregado el diputado popular, que lamenta que el PSOE "solo toma medidas para permanecer en el poder".

El diputado del PSOE Jesús Ruiz García ha reconocido la existencia de "un cambio de ciclo", aunque cree que "llega tarde y vienen con retraso, tras muchos años de políticas negativas y austericidas" del PP, tras lo que le ha pedido un plan especial de empleo para Andalucía.

Asimismo, valora el inicio por parte del Gobierno central de políticas de expansión, aunque alude a un "tufo electoralista" ese cambio de tendencia por parte del Gobierno del PP. Ruiz García además ha pedido que se acometa una reforma fiscal "que sea transparente y compartida con las comunidades autónomas".

La diputada de IU Rosalía Martín ha reconocido que 2013 "ha sido un año de inflexión de la crisis económica", aunque reconoce que "la gente no lo ve en su modo de vida". Martín ha destacado la revisión al alza de las previsiones presupuestarias para 2015 demuestran que "este Gobierno es capaz de gestionar" y cree que "lo peor lo hemos pasado".

Asimismo, considera una "prioridad" el acuerdo económico y social con los agentes sociales "y contando con los ayuntamientos"; o desarrollar un instrumento financiero para Andalucía, así como seguir exigiendo al Gobierno central un plan de empleo de carácter extraordinario para Andalucía. "En el cambio de modelo económico, debemos acometer el desafío desde Andalucía, pero contando con el Gobierno central", ha agregado Martín, quien ha pedido además un nuevo sistema de financiación autonómica.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.