El presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, ha asegurado este miércoles que "ya no caben más sacrificios por parte de los valencianos" y ha insistido en reclamar un nuevo modelo de financiación que atienda "nuestras necesidades y que trate a la Comunitat con la justicia que se merece".

Así lo ha indicado en una visita a las obras del hospital de Llíria (Valencia), un día después de que el secretario de Estado de El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, asegurara en Valencia que la Comunitat Valenciana "todavía tiene donde recortar" para poder cumplir con el objetivo de déficit y anunciada que desde el Gobierno central lo exigirán.

Fabra ha afirmado en alusión a estas declaraciones que la administración valenciana "va a seguir siendo eficiente" y ha defendido que la Generalitat es "una administración eficiente que prioriza su gasto y lo ha reducido, pero ya no podemos hacer más para seguir prestando en condiciones de igualdad, como en el resto de territorios de España, los servicios fundamentales de educación, sanidad y políticas sociales". Por ello, ha vuelto a exigir "la financiación que necesitamos del gobierno de España, para atender estas cuestiones", según ha informado la Generalitat.

"hay un problema de ingresos que debe resolver el gobierno"

En este sentido, Fabra ha indicado que el Gobierno también "es consciente de los sacrificios que hemos hecho dentro del sector público empresarial, en cuanto a la eficiencia, el ahorro o la reducción el déficit". Sin embargo, ha incidido en que en la Comunitat hay "un problema de falta de ingresos, y eso lo tiene que resolver el Gobierno de España, evitando que haya situaciones injustas porque nadie entiende por qué en otras comunidades se cubren los gastos de educación y sanidad y en la nuestra no".

"Es una cuestión de sensibilidad y justicia y es lo que nosotros le reclamamos", ha hecho hincapié, al tiempo que se ha mostrado convencido de que el Gobierno, "después de la aportación de toda nuestra información, que hemos ido facilitando en los últimos meses, es consciente de la situación y de los esfuerzos y sacrificios que hemos hecho todos los valencianos".

LLÍRIA,

Operativo en enero o febrero de 2015

El presidente se ha pronunciado en estos términos durante la visita a las obras de construcción del Hospital de Llíria, que estará operativo en enero o febrero de 2015 y que será de gestión pública. Este centro es, según ha dicho, "un paso más por la sanidad y una apuesta por las personas".

Al respecto, Fabra ha recordado que cada día se destinan "15 millones de euros a la sanidad de todos los valencianos" y "a pesar de la situación económica hemos priorizado lo que es fundamental para el beneficio de los ciudadanos".

La puesta en marcha del centro hospitalario, cuyas obras se reanudaron el pasado mes de marzo y cuentan con una inversión de 33,2 millones de euros, responde "a la necesidad de abrir un nuevo hospital en un departamento que es muy extenso a nivel geográfico y demográfico".

Al Hospital de Llíria se sumará el de Gandia, que también estará en marcha el año que viene. Además, el Consell sigue construyendo centros de salud y consultorios y trabaja para que las políticas dirigidas a las personas "sean la referencia de este gobierno para generar bienestar".

El presupuesto total de la Conselleria de Sanidad para 2014 asciende a 5.374 millones de euros (un 8,8 por ciento más que en 2013), mientras que la inversión en infraestructuras supone un total de 65,8 millones de euros (un 102,9 por ciento más que en 2013), para dar cobertura a más de cinco millones de valencianos. Desde 1999, ha crecido un 25,7 por ciento el gasto asumido con recursos propios, según la Generalitat.

De la inversión total de 33,2 millones de euros en el centro de Llíria, la Generalitat ha invertido más de 27 millones. Además, el equipamiento tendrá un coste estimado de 15 millones de euros y el centro contará con 415 puestos de trabajo.

La superficie de la parcela del hospital comprende un área de 40.013 metros cuadrados, de los cuales el centro ocupa 23.464 metros cuadrados. El centro tendrá una población de referencia asignada de 84.787 habitantes de las comarcas de Rincón de Ademuz, los Serranos y los municipios más próximos a Llíria de la comarca del Camp de Túria, hasta 31 municipios.

El futuro hospital está pensado como un hospital de Alta Resolución complementario al Arnau de Vilanova de Valencia. Los centros de Alta Resolución se configuran como hospitales de proximidad ubicados en zonas distantes de grandes núcleos urbanos o bien en áreas con gran crecimiento poblacional.

Consulta aquí más noticias de Valencia.