El consejero municipal de Acción Social y Deportes del Ayuntamiento de Zaragoza, Roberto Fernández, ha avanzado que los comedores escolares estivales atenderán a 3.000 niños con carencias nutricionales en cinco colegios, en dos turnos de comida, de 1.500 comensales en cada uno.

Roberto Fernández ha explicado que este servicio lo prestará el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) porque es una competencia delegada después de que el Ministerio de Sanidad decidiera destinar 700.000 euros a Aragón tras atender una petición de la Defensora del Pueblo.

Esta cuantía permitirá atender a 3.000 escolares en Zaragoza que, con el acuerdo del Gobierno de Aragón, podrán acceder, según la renta familiar, a los comedores escolares en los meses de julio y agosto en cinco colegios ubicados en el norte, sur, centro, este y oeste de la ciudad, ha detallado Fernández.

En declaraciones a los medios de comunicación, Fernández ha informado que el catering correrá a cargo del IASS, mientras que al Ayuntamiento de Zaragoza competirá el personal, la limpieza y mantenimiento de los centros educativos donde se ubiquen los comedores escolares de verano.

Fernández ha asegurado que para "evitar la estigmatización" de los usuarios, los comedores escolares se ubicarán en cinco de los 31 centros educativos en los que el Ayuntamiento organiza durante el mes de julio el programa 'Abierto por vacaciones' para que se integren en las actividades con el resto de estudiantes.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.