El Grupo Socialista presentará una Proposición No de Ley (PNL) en las Cortes de Castilla-La Mancha para pedirle a la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, que se "alíe" con el sector del vino y "no le vuelva a dar la espalda" como hizo, asegura, "al ausentarse durante el último pleno pese a que debatían precisamente los problemas del sector vitivinícola".

Así lo ha anunciado la diputada regional del PSOE Blanca Fernández, quien ha explicado que esta propuesta surge como reacción al anteproyecto de ley de Prevención del Consumo de Bebidas Alcohólicas por Menores y sus Efectos, según ha informado el PSOE en nota de prensa.

En síntesis, el documento que pretenden consensuar los socialistas con el Grupo Popular plasma una estrategia nacional para recuperar el consumo interno de vino mediante la defensa ante la Unión Europea de comercializar el vino sin alcohol bajo esta modalidad al igual que ocurre con la cerveza; medidas de apoyo a la elaboración del zumo de uva; defender también la utilización del mosto de uva como método preferente de enriquecer los vinos frente al azúcar; y apostar por un plan estratégico de internacionalización del sector.

Con este punto de partida, Fernández espera que "no llegue a buen puerto" ese anteproyecto de ley que "considera al vino como una bebida peligrosa", y ha abogado "por que tengamos todos un poquito de sentido común y empecemos a remar, al menos en este caso, en el mismo sentido".

Con la PNL que presentará el Grupo Socialista, Fernández ha explicado que buscan un posicionamiento oficial de Cospedal y su Gobierno, "puesto que les recuerdo que Cospedal y el Gobierno del Partido Popular ha sido contradictorio, y dependiendo del momento ha tratado al sector de una manera o de otra".

Frente a estos incoherencias, la diputada regional del PSOE ha defendido que la posición de los socialistas castellano-manchegos siempre ha sido la misma, independientemente de quién gobernase en España, como así de evidenció en 2007 cuando el Ejecutivo del PSOE también debatía una ley de medidas de protección de la salud y de prevención del consumo de alcohol entre los menores. "Entonces dijeron alto y claro el vino tenía que quedar excluido de esta ley y, por tanto, siguiera considerado como lo que es, como un alimento".