Nicolás Correa, dedicada a la fabricación de máquinas fresadoras, asegura que ha elevado en un 64% el número de nuevos pedidos de este tipo de equipamiento en los cinco primeros meses del año.

La empresa confía en seguir logrando contratos al mismo ritmo con el fin de alcanzar los objetivos de facturación del año y hacerse así con una cartera que le permita crecer y empezar en una nueva etapa en 2015.

Durante la junta de accionistas, el grupo tildó el 2013 como el ejercicio "más difícil de la historia de la sociedad", que confía remontar en 2014.

Nicolás Correa prevé cerrar el presente ejercicio con un aumento de ingresos del 7,5%, hasta sumar 59 millones, y duplica el beneficio bruto de explotación (Ebitda), hasta los 4,1 millones.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.