El Centro Territorial para la Renta Básica en La Rioja acelera los actos para dar a conocer la necesidad de contar con una renta ciudadana, deligada de "requisitos" y que sirva para "distribuir la riqueza".

En rueda de prensa, integrantes del Centro Territorial han informado de que, para que la renta básica pueda debatirse en el Congreso de los Diputados, se necesitan 500.000 firmas y a La Rioja le "correspondería" lograr entre 4.000 y 5.000.

No obstante, no se marcan techo y para acelerar el proceso de recogida, que comenzó el pasado 1 de mayo, han organizado una charla-debate para mañana, jueves 9 de junio, a las 19:00 horas en la Biblioteca de La Rioja y con Manolo Sáez Bayona, del Colectivo Baladre.

Jose Manuel Zúñiga, como portavoz de la Plataforma, ha explicado que la diferencia entre la Renta Básica y las ayudas que existen (como la Renta Mínima de Inserción) es que estas últimas están "condicionadas" y se exigen unos "requisitos".

Renta como derecho ciudadano

La Renta Básica se plantea como un derecho, por el hecho de ser ciudadano, que toda persona tendría para contar con un mínimo con el que subsistir. La percibirían todos las personas, mayores de edad, independientemente de si trabajan y no tiene en cuenta la unidad familiar.

En palabras de Zúñiga, la percibiría "hasta el dueño de Zara", aunque, luego, las personas que trabajasen pagarían más en el IRPF porque esta Renta vendría precedida por una reforma fiscal por la que pagarían más las rentas más altas y se perseguiría el fraude.

"El dinero se sacaría de donde está" y se haría un "reparto de la riqueza" dentro de un "cambio de mentalidad". No obstante, la iniciativa popular presentada para la consecución de esta renta establece su implantación en dos fases.

En la primera, y de urgencia, se implantaría para todas aquellas personas que no tienen ningún tipo de ingreso y para aquellas que no llegan al mínimo de 645 euros. En la segunda fase se haría universal.

La finalidad de la Renta Básica es lograr una equitativa distribución de la riqueza, impidiendo que nadie, por motivos económicos, se vea empujado a la marginalidad. Se busca dejar de ver ciudadanos buscando en los contenedores mientras las banca multiplicó sus beneficios de 2013 por cuatro.

Para la Coordinadora estamos en una situación de "emergencia" y, como dato, han recordado el informe de Cáritas, en el que se informaba de que uno de cada tres niños en España vive bajo el umbral de la pobreza. Un informe negado por el Ministerio de Haienda, pero corroborado por el CIS.

Cambio de mentalidad

La propuesta incluye un "cambio de mentalidad" donde no se diferencie entre trabajo y empleo porque el ciudado de los hijos, el voluntariado... son trabajos, pero no remunerados.

Es un cambio de sociedad para conseguir que las personas trabajen en aquello que verdaderamente les llena y se pueda rechazar un empleo en condiciones indignas y "se pueda decir: yo no quiero ser un esclavo, quiero trabajar" porque ya se tiene garantizado un mínimo.

Por todo esto, desde la Coordinadora hacen un llamamiento a la sociedad riojana para que firmen (en el Centro Cívico Madre de Dios y el Colegio de Trabajadores Sociales) y se hagan fedatarios en los municipios fuera de Logroño.

Hoy, miércoles 18 de junio, habrá una mesa de recogida de firmas en la Plaza del Mercado; y el viernes 20 de junio, de 17:00 a 20:00 horas, habrá un curso-taller sobre la Renta Básica en el Ateneo.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.