Enrique Barón
Enrique Barón, el 9 de marzo de 2009, cuando compareció en la 'comisión de los espías' en el parlamento de la Comunidad de Madrid. EFE

Enrique Barón Castaño, comisario general de información de la Policía Nacional y responsable antiterrorista, permitió a su hija, estudiante de cuarto curso de periodismo, acompañar al operativo que el pasado 16 de junio desmanteló una célula yihadista en Madrid y detuvo a nueve personas, según publica eldiario.es.

La joven, que estudia en la universidad privada Francisco de Vitoria, publicó ese mismo día un reportaje titulado "Empotrada en una detención de yihadistas" en el periódico del centro, Mirada 21.

La operación, según informó en su día el Ministerio del Interior, incluyó una docena de registros en la capital y tenía como objetivo una red internacional de captación y envío de yihadistas para su integración en la organización terrorista ISIL (Estado Islámico de Irak y el Levante), asentada en territorios de Siria e Irak. El supuesto líder de la célula, Lachen Ikassrien, residía en España tras su paso por Guantánamo.

"No esperaba ver a la Policía en su casa"

Fuentes de la Dirección General de la Policía citadas por eldiario.es dicen que desconocían la presencia de la estudiante durante la operación y que, además, en este caso no se habría producido una solicitud formal para cubrirla informativamente, trámite habitual cuando los medios de comunicación quieren estar presentes. En cualquier caso, siempre según esta publicación, "nunca se ha permitido que un periodista entre con los agentes en un piso" en una acción así.

"Un golpe seco alerta a los de fuera que la puerta se ha abierto. Sin embargo, el delincuente tiene otra puerta blindada tras la primera y es necesario arrancarla de la pared. Se oye gritar asustada a la mujer del terrorista. No esperaba ver a la Policía en su casa", dice el reportaje de la estudiante.

La investigación estaba coordinada por el titular del juzgado de instrucción número cinco y la fiscalía de la Audiencia NacionalY continúa: "Los miembros de la Comisaría General de Información y la Secretaria Judicial entran en la vivienda. Comienzan a registrar el inmueble en busca de información que pueda servir para futuras ocasiones". La investigación estaba coordinada por el titular del juzgado de instrucción número cinco y la fiscalía de la Audiencia Nacional.

Barón es comisario desde diciembre de 1999. De enero de 2000 hasta junio de 2004 ocupó el puesto de jefe de la Unidad de Proximidad y Relaciones Ciudadanas. En julio de ese año fue nombrado secretario general de la División de Personal, puesto que ocupó hasta septiembre de 2008, cuando fue nombrado jefe de la Unidad de Prevención y Atención Sociosanitaria de la División de Personal hasta 2012.

Barón se encontraba cuando fue nombrado comisario general en situación de servicios especiales en la Comunidad de Madrid. Fue fichado como cargo de confianza por el Gobierno de Esperanza Aguirre en 2008 para ocuparse de la Dirección de Seguridad e Interior. Por sus actuaciones en ese puesto fue llamado a declarar en la comisión de investigación abierta en la Asamblea de Madrid a raíz del 'caso espías'.