El diputado del PSPV en las Corts Valencianes Juan Soto denuncia las "deficientes condiciones de temperatura y de humedad" en las que se está llevando a cabo el traslado de cuadros del Museo de Bellas Artes San Pío V de Valencia al nuevo almacén habilitado dentro de las obras de la V fase de ampliación de la pinacoteca. "O te ahogas o te congelas", asevera el parlamentario, que considera que se está "sacrificando" las mejores condiciones para los empleados y las piezas con tal de cumplir los plazos marcados para la actuación.

En este sentido, Soto explica que el 30 de mayo se comenzó a trabajar para depositar un conjunto de obras de los fondos del museo en este almacén "a pesar de que la remodelación no estaba lo suficientemente acabada y asentada". Pero como el plazo de ejecución es de unos 44 días —es decir, tendría que estar listo a mediados del próximo mes de julio— el traslado se inició.

Según la información recabada por Soto, los empleados comenzaron las labores "con la temperatura idónea, de entre 22 y 24 grados, pero esto hizo que la humedad se disparara al 75 por ciento, lo que es inaguantable para el personal y puede poner en riesgo la correcta conservación de las obras de arte", ha apuntado el representante socialista, quien, además, cuestiona que el lugar elegido para habilitar este almacén —un sótano— sea el más adecuado para garantizar la seguridad de los fondos.

"desgarro térmico"

Para evitar ese calor agobiante, continúa, lo que se ha hecho es "bajar drásticamente la temperatura, hasta los 16 grados, con lo que la humedad desciende también al 50 por ciento". De esta forma, se produce "un desgarro y un contraste térmico tremendo", ya que las piezas "pasan de estar a unos 30 grados a temperatura ambienta a prácticamente la mitad".

"O se ahogan o se congelan", insiste el diputado, que ha anunciado, en declaraciones a Europa Press, que va a pedir la comparecencia de la consellera de Educación, Cultura y Deporte, María José Català, en las Corts Valencianes para que dé explicaciones sobre esta cuestión y el resto de pormenores de la intervención en el San Pío.

Soto ha agregado que ha preguntado por estas cuestiones a la administración valenciana pero que "no acaban de darle respuesta", ya que le remiten al Ministerio de Cultura, que es el titular de la pinacoteca, cuya gestión sí está transferida a la Generalitat.

Por otra parte, Juan Soto ha comentado también que los peines que se están usando para albergar los cuadros tienen una altura máxima de 2,30 metros y, dado que en la colección de la pinacoteca hay muchas piezas que exceden estas medidas, "habrá que buscar e improvisar otro lugar para guardar los cuadros de mayor tamaño".

"colofón a una chapuza"

"Es el colofón a una chapuza que ha vivido otros episodios, como el desprendimiento de cascotes de fachada", reprocha el diputado socialista, que agrega que, ahora, a la lista de problemas, se suman "todas las debilidades del almacén".

Precisamente, el pasado mes de diciembre se dio el pistoletazo de salida al arranque de las obras de la fase final de la rehabilitación del San Pío V en un acto que contó con la presencia, entre otros, del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, los consellers de Cultura y Gobernación y al alcaldesa de Valencia, Rita Barberá.

También asistió el arquitecto coordinador, Joaquín Bau, quien apuntó entonces que uno de los primeros pasos que se iba a llevar a delante era "habilitar el sótano —que hasta ese momento era un trastero, precisó— donde se iban a instalar los peines en los que el museo distribuiría los fondos".

Consulta aquí más noticias de Valencia.