El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha admitido sentir "el peso de la responsabilidad" de un momento "histórico" como es la proclamación del nuevo Rey, Felipe VI, que tendrá lugar este jueves en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo, y en el que él será el encargado de tomar juramento al nuevo jefe del Estado.

En declaraciones a los periodistas antes de la reunión de la Junta de Portavoces, Posada ha respondido así al ser preguntado por si estaba nervioso en vísperas de la ceremonia solemne, en la que él tendrá parte de protagonismo con el breve discurso que está previsto que pronuncie.

Aunque el presidente de la Cámara Baja ha dicho que lleva muchos años en la política y ha pasado por momentos más y menos "difíciles" y "placenteros", lo cierto es que sí que siente "el peso de la responsabilidad" de un momento "histórico" como el que se vivirá este jueves en el Salón de Plenos del Congreso.

"Para mí es un orgullo poder participar en este momento en un inicio de reinado", ha enfatizado Posada, quien aunque no ha querido avanzar las líneas generales de su discurso, sí ha apuntado que proclamará al final del mismo el tradicional "viva el Rey". "Por supuesto que lo voy a decir. Es lo más importante", ha llegado a decir.

El protagonismo es del rey

En todo caso, Posada ha querido dejar claro que el protagonismo del acto del proclamación es del Rey y que, por tanto, hay dos momentos del mismo en los que todos los ciudadanos deben fijarse. En primer lugar, su juramento de la Constitución ante las Cortes Generales, "el punto clave y simbólico" de una monarquía parlamentaria y, en segundo, su discurso, cuyas líneas generales ha dicho desconocer. Eso sí, se ha mostrado "seguro" de que será "un magnífico discurso".

Por último, preguntado por que la Delegación del Gobierno de Madrid no vaya a permitir manifestaciones pro República este jueves, el presidente del Congreso ha dicho que le parece "bien" porque "hay que proteger el orden público".

Según ha dicho, si las trayectorias de esas protestas no influyeran "para nada" en el desarrollo de los actos de la jornada, la Delegación del Gobierno lo habría estudiado, pero dado que sí que lo iban a hacer, le parece "bien" que no se hayan permitido.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.