El senador de Izquierda Unida por Asturias Jesús Iglesias ha señalado este miércoles que, de ahora en adelante, si el rey Juan Carlos I se fuese sin pagar de un restaurante, el dueño del establecimiento tendría que presentar una denuncia en el Tribunal Constitucional.

En este tono irónico, Iglesias ha criticado la pretensión de aforamiento que se pretende para el todavía Jefe del Estado, Juan Cartos del Borbón, así como para su esposa, la reina sofía, tras la abdicación del primero, que se consumará este miércoles.

Iglesias ha criticado que se pretende que ambos siguan siendo reyes "sin funciones constitucionales". "Si no existen funciones constitucionales, ese aforamiento no tiene sentido", ha criticado Iglesias, para a continuación ironizar con el supuesto del restaurante.

En su opinión, la llamada ley de abdicación es una "improvisación" que carece de rigor y que viene simplemente a "resolver el problema del monarca que manifiesta su interés en dejar el trono". En su opinión, se trata de una estrategia del Gobierno central, que pretende "trasladar a la sociedad que estamos ante un mero trámite". La no presencia de miembros del ejecutivo en el debate de esta ley en el Senado, ha señalado, "no es inocente", porque en su opinión, lo que pretenden es evitar que surja un debate sobre el propio modelo de Estado.

Consulta aquí más noticias de Asturias.