El consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad del Gobierno de Canarias, Francisco Hernández Spínola, ha considerado fundamental que instituciones tradicionalmente vinculadas a la figura masculina, como la Guardia Civil, aborden la situación de las mujeres y su plena integración para contribuir a erradicar la desigualdad.

Así lo ha indicado hoy miércoles durante la inauguración de una jornada organizada por la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) titulada 'Seguridad para la igualdad', donde se ha abordado el tratamiento policial de la violencia de género y el encaje de la mujer en la Benemérita.

En su alocución, Francisco Hernández Spínola dijo que han pasado más de 25 años desde la incorporación de 198 mujeres a la academia de la Guardia Civil, en lo que a la postre se convirtió en la primera promoción de agentes femeninas de este Cuerpo de Seguridad del Estado.

El consejero detalló que actualmente un total de 5.107 mujeres forman parte de la Guardia Civil, que representan un 2,77% de la escala de oficiales, un 2% de la escala de suboficiales y un 7,6% de la escala de cabos y guardias.

Hernández Spínola afirmó que lograr la plena igualdad de la mujer y erradicar la violencia de género son aspectos fundamentales para lograr una sociedad "más justa y democrática", y añadió que la violencia machista es "uno de los problemas más graves que sufrimos en la sociedad actual", pues "no es un problema privado, sino que afecta a todos".

Así, indicó que desde el año 2000 más de 900 mujeres han sido asesinadas en España por violencia de género, 80 de ellas en Canarias, y en lo que va de año ya son 28 las mujeres asesinadas, una de ellas en las islas. Además, este año 18 menores han quedado huérfanos en el conjunto del Estado por este motivo.

En 2013, el servicio especializado de atención a las víctimas de violencia de género a través del servicio telefónico 1-1-2 recibió más de 13.000 llamadas, de las cuales 3.340 fueron de emergencia, es decir, cuando existe peligro para la vida.

Repunte de la violencia machista

El consejero incidió en que este repunte de la violencia machista debe generar a una "alarma social e institucional" porque esta tendencia hay que "atajarla sin demora", y reclamó un "pacto de Estado" contra este tipo de violencia y que la crisis no sea una excusa para no seguir avanzando en esta materia, porque las víctimas "no pueden esperar hasta que se produzca la recuperación económica", recalcó.

Por otro lado, insistió en que la violencia de género hay que detenerla desde todos los ámbitos, también el policial, cuya labor consideró fundamental para garantizar la seguridad de las mujeres que viven una situación de violencia. Además, hizo hincapié en la necesidad de denunciar los casos de violencia machista, ya que "por cada mujer que denuncia, diez no lo hacen".

Por último, reiteró que la plena igualdad entre mujeres y hombres es "esencial" para acabar con la violencia machista, y la consecución de la misma es "una responsabilidad de las instituciones del Estado pero también de la ciudadanía en su conjunto", agregó.