El consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva, ha reconocido el "papel activo y positivo" que desempeñará el medio rural en la mejora de la economía de Castilla y León en los próximos años por lo que ha abogado por saber aprovechar todos los recursos endógenos de la Comunidad vinculados a ese entorno rural, como son los sectores primarios, forestal o turístico, cultural e idiomático.

Villanueva, que ha presentado este miércoles en Salamanca la ponencia 'El medio rural: una apuesta de competitividad y de futuro' organizada por el foro El Norte de Castilla, ha insistido en su convencimiento de que el conjunto de las actividades relacionadas con el medio rural, el "gran activo" de la Comunidad, van a ser "trascendentales" en los próximos ejercicios en ese cambio de modelo productivo en el que se trabaja desde el año 2000.

El consejero ha insistido en su mensaje de que los activos del medio rural, "un elemento diferenciador" de la Región, van a ser la clave para dar estabilidad a la economía regional del futuro por lo que ha abogado por trabajar para hacer competitivos a sectores como la micología, el piñón, la madera o el mueble a través de actuaciones contempladas ya en el Acuerdo Marco suscrito en el seno del Diálogo Social.

"El activo del medio rural va a ser una de las claves que va a dar una estabilidad a la economía en el futuro si somos capaces de hacer competitivos todos los sectores vinculados a los recursos naturales y recursos endógenos", ha sentenciado el consejero.

Villanueva ha puesto sobre la mesa también el ejemplo de ADE Rural, un "instrumento decisivo" ideado por la Junta de Castilla y León a través de las consejerías de Economía y Empleo y Agricultura y Ganadería en ese objetivo de ayudar desde lo público a hacer más competitiva la economía del medio rural, sin olvidar el "importante papel de vertebración y de responsabilidad social" que desempeña también la economía social, donde hay una "tarea importante" para los próximos años.

ESPECIALIZACIÓN,

Calidad y diferenciación

El consejero de Economía y Empleo ha aclarado que, a diferencia de otros sectores de la sociedad, no entiende la competitividad en base a los costes salariales y su bajo coste, "que tienen su incidencia", ha admitido, sino en otros aspectos, como la especialización, en la calidad, la diferenciación o la innovación, además de la capacidad para poder ser más productivos.

"Son muchas las claves que permiten en conjunto ser más competitivos", ha considerado Tomás Villanueva, quien se ha referido también a otras cuestiones más diversas y vinculadas con la energía, el tipo de cambio o la propia organización interna de las empresas, junto a las medidas y reformas adoptadas por los gobiernos central y autonómico para lograr la consolidación fiscal y reforzar así la credibilidad y la confianza.

Finalmente, ha puesto sobre la mesa el "papel extraordinario" que juega el Diálogo Social en ese incremento de la competitividad a través de políticas industriales consensuadas y planificadas.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.