Una operación policial conjunta ha detenido en las últimas horas a una treintena de personas en Catalunya y otros puntos de España, acusados de formar parte de una organización criminal dedicada a crear entramados empresariales con los que presuntamente han defraudado más de 12 millones de euros en el IVA.

Según han explicado a Europa Press los Mossos d'Esquadra, se han hecho 20 entradas y registros en domicilios, de las que 15 se han realizado en Catalunya, dos en Madrid, una en Guadalajara y una en Málaga y otra en Torremolinos.

Los detenidos supuestamente crearon empresas pantalla gestionadas por testaferros, que utilizaban para defraudar la tributación del IVA: no abonaban este impuesto que el cliente final pagaba y, cuando Hacienda reclamaba, comprobaba que eran sociedades fantasma.

La operación está siendo realizada por el grupo de investigación criminal de Área Metropolitana Norte de los Mossos d'Esquadra en colaboración con la Policía Nacional y la Agencia Tributaria.

El director general de Mossos d'Esquadra, Albert Batlle, ha explicado en declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press, que en Catalunya las entradas y registros se han efectuado en Alella, Masnou, Barcelona, Sant Feliu de Llobregat, Cerdanyola, Prat de Llobregat, Manresa, Solsona, Viladecans, Manresa y Terrassa.