Cerca de 110.000 personas se ven afectadas en Navarra por procesos de exclusión social, lo que representa el 17,2 por ciento del total de la población y que afecta a unos 42.000 hogares. Del total de personas en situación de exclusión social en la Comunidad foral, el 43,6 por ciento se encuentran en exclusión severa.

Así lo señalado este miércoles en rueda de prensa el director de Cáritas en Navarra, Ángel Iriarte, quien ha adelantado algunos datos del informe Foessa, que Cáritas presentará de forma completa en el último trimestre del año, después de la publicación del informe nacional.

Iriarte ha querido dejar claro que el citado informe "no es sobre la pobreza, sino sobre la exclusión", ya que en el mismo no se analiza únicamente el porcentaje de población que tiene unos ingresos menores al límite de pobreza, sino que se ofrecen datos sobre exclusión medidos a partir de 35 indicadores referidos a distintos ámbitos de la vida de las personas.

Según este informe, el pasado año el 46,3 por ciento de los hogares navarros estaban plenamente integrados, 9,4 puntos porcentuales por encima de la población de España, mientras que un 35,8 por ciento se situaban en la integración precaria (3,4 puntos menos).

Asimismo, los hogares de Navarra en exclusión social representaban el 17,9 por ciento, de ellos un 6,5 por ciento en exclusión severa, frente al 21,9 por ciento registrado a nivel estatal, con un 8,8 por ciento en situación severa. El director de Cáritas ha puntualizado que la diferencia porcentual de los hogares en exclusión es de cuatro puntos entre Navarra y el Estado "pero de tan solo 2,3 en la exclusión severa".

Por ello, ha considerado que si bien el informe Foessa constata que "la situación respecto a la exclusión en Navarra es mejor o menos mala en comparación con España", la exclusión severa se está convirtiendo en "un problema en Navarra", ya que "aunque tenemos menos exclusión que en España la importancia de la exclusión severa es mayor".

Consulta aquí más noticias de Navarra.