La nueva conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Ethel Vázquez Mourelle, se ha fijado como "enormes desafíos" durante esta "nueva etapa" al frente del departamento autonómico finalizar las infraestructuras pendientes, conservar las existentes, avanzar en materia de abastecimiento y saneamiento y culminar la ley del suelo, además de conseguir una Galicia "más competitiva" en "armonía" con el respeto al medio ambiente.

Así lo ha dicho este miércoles en su discurso en la toma de posesión de su nuevo cargo en el Pazo de Raxoi, un día después de que el titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, firmase los decretos para su nombramiento. El presidente gallego, en su intervención, ha agradecido "el trabajo incansable del conselleiro infatigable", por Agustín Hernández, que asumirá ahora la Alcaldía de Santiago de Compostela, y ha valorado como "baza" de la que ya es la máxima responsable de la consellería que es "como Agustín Hernández cuando empezó".

Este, por su parte, se ha despedido dando las gracias al presidente por creer en él "especialmente en los primeros momentos", que fueron "difíciles"; a sus colaboradores, a altos cargos y a los empleados públicos.

Para terminar, ha brindado un "último agradecimiento", el "más emotivo", a sus compañeros de Gobierno, el resto de conselleiros y el vicepresidente, "un verdadero grupo de amigos" con los que ha dicho que fue "un privilegio y un honor" compartir su tiempo. "Echaré en falta las bromas y las risas. Echaré en falta los Consellos de los jueves, las discrepancias y las pequeñas discusiones, siempre superadas. En definitiva, os echaré en falta", ha resaltado, antes de recibir un largo aplauso por parte de sus compañeros.

"fecha de caducidad"

A la toma de posesión han asistido, entre otras autoridades, el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez; el resto de miembros del Ejecutivo autonómico; la presidenta del Parlamento, Pilar Rojo; presidentes de las diputaciones y los altos cargos de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas.

Tras la lectura del decreto de nombramiento de Ethel Vázquez, el primero en tomar la palabra ha sido el conselleiro saliente, Agustín Hernández, que asume el bastón de mando en el Ayuntamiento de Santiago en sustitución del alcalde popular Ángel Currás, tras perder este a nueve de sus concejales.

Hernández ha comenzado refiriéndose al hecho de que los puestos de designación tienen "siempre fecha de caducidad", por lo que ha resaltado que "hay que estar siempre preparados para el cambio". "Llegó el momento del cambio", ha constatado, dispuesto a asumir el "difícil" reto.

Así, ha enumerado sus agradecimientos y ha dejado para el final a la propia Ethel Vázquez, de la que ha valorado que fuese una "leal colaboradora" y ha asegurado que será "una gran conselleira de Medio Ambiente". Asumirá su puesto "con ilusión, profesionalidad y valentía", ha augurado, dejando a un lado su "condición de mujer", algo que, ha apuntado, se enmarca dentro de "la absoluta normalidad".

Con todo, ha inscrito su "valentía" en el hecho de que es "madre de dos hijos y el que está por venir", hecho por el que le ha felicitado, antes de reiterar que estos últimos "cinco años y 59 días" serán "inolvidables" y los tendrá "siempre" en su recuerdo.

Reto "exigente e ilusionante"

A continuación ha sido el turno de la nueva titular de la consellería, quien ha agradecido "la confianza" del jefe del Gobierno autonómico por otorgarle esta responsabilidad "tan exigente como ilusionante", que acoge "con profundo respeto y humildad".

En un momento de "grandes cambios", ha destacado que la consellería en la que se situará al frente tiene un "papel clave", debido a que está "muy apegada a las necesidades de las personas" y tiene competencias en ámbitos como la ordenación del territorio, medio ambiente y un servicio "básico" como el agua.

Así, como meta se ha puesto "continuar trabajando para aumentar la calidad de vida" de los gallegos y ha indicado que lo hará con la "herencia" de una consellería "bien estructurada" y un equipo "competitivo".

De Hernández ha valorado igualmente su confianza tanto en su época en Augas de Galicia como en la Axencia Galega de Infraestruturas. Además, ha subrayado que aprendió "de su bagaje" y "capacidad de trabajo".

Por último, ha tenido palabras para los empleados públicos, "necesarios e imprescindibles" en el departamento autonómico; y para su familia, por su "apoyo incondicional". "Garantizo que haré lo que de mí dependa para estar a la altura y seguir contribuyendo a una Galicia mejor", ha concluido.

"en el momento que sea,

En el lugar que corresponda"

Mientras, Feijóo ha empezado su discurso con el reconocimiento "expreso" y el "agradecimiento profundo" a Agustín Hernández, por "años de trabajo y acierto", al servicio "sin descanso" de la comunidad. Como consecuencia de su "intensidad", ha llamado la atención, Galicia "recuperó varios lustros en materias históricamente aplazadas", entre las que ha citado urbanismo, paisaje, ordenación del territorio y saneamiento de las rías.

El jefe del Ejecutivo gallego ha agradecido a Hernández que esté "a disposición de los ciudadanos en el momento que sea, en el lugar que corresponda", por lo que ha considerado que gestionará "con el mismo acierto" el Consistorio compostelano.

"No es fácil seguirle el ritmo a Agustín Hernández", ha bromeado, algo en lo que ha visto "una de las bazas" de Ethel Vázquez, persona con una "formación sólida" e "importante experiencia de gestión", cuestiones que, según ha reconocido, le llevaron a decidir este nombramiento. "Para contribuir a garantizar la estabilidad y para culminar tareas avanzadas aún pendientes", ha apostillado.

Al respecto, ha hecho referencia al plan de infraestructuras hidráulicas, al incremento de la accesibilidad a viviendas de los ciudadanos con mayores dificultades y al transporte público, entre otros. En cuanto a la nueva ley del suelo, le ha recordado que deberá contar con "la colaboración de los grupos de la oposición, si estos quieren implicarse" en esta labor.

Núñez Feijóo ha ofrecido a Vázquez la colaboración de "todo el Gobierno" y ha terminado con una frase "del camarlengo" de la consellería, el secretario xeral, José Antonio Fernández —que lleva 25 años en el departamento—. "Consultado sobre sus características —ha apuntado, sobre la nueva conselleira—, dictó sentencia: 'Es como Agustín Hernández cuando empezó'. Ahora le toca empezar", ha concluido.

CURRÍCULUM

Ethel Vázquez, compostelana de 41 años de edad, es ingeniera de Caminos, Canales y Puertos por la Universidade de A Coruña, y en su carrera ha desarrollado un perfil más técnico que político. Su ascenso profesional va de la mano del conselleiro saliente, que le encomendó sus cargos de mayor relevancia desde que asumió en 2009 la consellería más inversora.

Vázquez trabajó desde 2003 en la Empresa Pública de Obras de Servizos Hidráulicos (EPOSH). Con el regreso del PP a la Xunta fue designada presidenta de Augas de Galicia y de la EPOSH y desde septiembre de 2010 era directora de la Axencia Galega de Infraestruturas (antes Dirección Xeral de Infraestruturas).

Madre de dos hijos y embarazada de un tercero, se convierte en la quinta mujer del Gobierno gallego, que pasa a contar con mayoría femenina, puesto que, aparte de Alberto Núñez Feijóo, el Consello de la Xunta cuenta con Alfonso Rueda, Jesús Vázquez y Francisco Conde.

Vivió sus momentos más bajos cuando estuvo imputada en una pieza separada de la Operación Campeón por supuestas irregularidades en adjudicaciones de obras públicas a sociedades vinculadas a la trama en torno al empresario Jorge Dorribo, pero esta causa fue archivada y ella quedó libre de acusaciones.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.