El Partido Animalista-PACMA ha interpuesto una denuncia ante la Concejalía de Personal, Servicios Generales y Centro de Acogida de Animales Abandonados del Ayuntamiento de Talavera, por la presencia de anzuelos de pesca con sedal en el parque de la Parroquia de los Santos Mártires que "han causado lesiones en, al menos, tres perros que paseaban por dicho lugar junto a sus propietarios".

Los cebos, según informa PACMA en un comunicado, "fueron colocados por uno o varios ciudadanos de manera voluntaria y consciente con el único fin de causar daño en los animales, ya que el parque donde tuvieron lugar los hechos se encuentra en una zona totalmente alejada del río, lo que descarta la posibilidad de que hubieran sido perdidos o desechados por un aficionado a la pesca".

Asimismo, aseguran que "el hecho de dejarlos con un trozo de sedal demuestra el ánimo de los responsables de estos sucesos de causar el máximo daño posible a los animales, ya que el dueño, al apreciar la ingesta del anzuelo por parte del perro, intenta extraerlo tirando de él, lo que puede causar lesiones muy graves que lleguen a provocar su muerte".

Por todo ello, el Partido Animalista-PACMA exige al Ayuntamiento de la ciudad que "se realicen las investigaciones oportunas para identificar a los sujetos responsables de lo sucedido, aplicando las sanciones correspondientes previstas en la Ordenanza Municipal de Protección de los animales de compañía y su tenencia".

Según el artículo 44.1 letra b de la misma, la conducta denunciada es constitutiva de una sanción muy grave, teniendo en cuenta que supone una agresión a los animales de compañía causando lesiones, así como el suministro de alimentos, sustancias o elementos nocivos que pueden llegar a causar la muerte, lo que conllevaría una sanción al sujeto responsable de estos daños de 300,52 euros a 901,52 euros, sostienen desde PACMA.

Los daños no han sido tan graves

Afortunadamente, según PACMA, "gracias a la rápida intervención de los profesionales veterinarios de la cercana clínica al lugar de los hechos, Pío 109, que atendieron a estos tres animales, los daños no han sido tan graves como pudieran haber llegado a serlo, pues el anzuelo se hallaba clavado en las mucosas del cardias y tan solo han originado las molestias derivadas de las pruebas veterinarias y la extracción del anzuelo en los animales por endoscopia y gastrostomía".

Asimismo, uno de los propietarios de estos tres animales aseguró al PACMA que ha tenido conocimiento, con posterioridad, de que además de los tres citados, "otros animales han vuelto a resultar heridos por la ingesta de anzuelos en la ciudad, lo que demuestra que no se trató de un hecho aislado, sino reincidente".

El PACMA recuerda también al Ayuntamiento que el hecho de encontrarse estos anzuelos en un lugar de tránsito público como es un parque y zona de recreo "puede resultar muy peligroso, no solo para perros, gatos callejeros o pájaros, sino también para cualquier ciudadano y, especialmente para los más pequeños, que pueden clavarse estos objetos mientras juegan en el parque o dan un paseo, y más en estas fechas cuando el calor propicia el uso de calzado abierto".

Por último, el Partido Animalista quiere recordar a los propietarios de perros de la ciudad que pongan "la mayor atención estos días durante los paseos de sus animales y, en caso de detectar la ingesta de un objeto extraño, nunca extraigan el sedal y acudan inmediatamente a una clínica veterinaria".

Consulta aquí más noticias de Toledo.