Efectivos de la Guardia Civil han imputado a tres personas en la capital burgalesa por un presunto intento de estafa a una compañía de seguros, al asegurar un vehículo procedente de un siniestro total y fingir un accidente para cobrar su reparación.

En concreto, se ha imputado a D.B.S, L.F.M.B. y M.N.CH.Z, con edades comprendidas entre los 31 y 38 años, han informado a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

La investigación se inició cuando la Guardia Civil, a través de una compañía de seguros, tuvo conocimiento de lo que parecía ser un intento de fraude, ya que al parecer un asegurado había simulado un accidente de circulación para cobrar el dinero de la reparación del coche.

Las gestiones realizadas por la Guardia Civil desvelaron que el vehículo investigado había sufrido previamente un accidente de circulación y había resultando "siniestro total", dada la importancia de los desperfectos resultantes.

Compra del vehículo

Más tarde se conoció que la actual propietaria adquirió "los restos" del vehículo en un desguace, supuestamente en connivencia con su pareja sentimental, gerente de un taller de mecánica. Con la ayuda y en complicidad de un tercer "socio", corredor de seguros, aseguró el vehículo a "todo riesgo", aseverando éste último hallarse en perfecto estado de conservación.

De esta forma, presumiblemente confabulados los tres, la propietaria alegó sufrir un accidente de circulación simulando haber chocado contra una valla, en el casco urbano de Burgos. En el parte presentado al seguro figuraban desperfectos similares a los sufridos en el primer siniestro, reclamándose a la aseguradora el pago íntegro de la reparación.

Sin embargo, con la colaboración de la Policía Local de Burgos, se constató que en el lugar en el que supuestamente había sufrido el percance, no existían indicios del mismo, ni impacto o desperfectos que casaran con los del turismo.

Las pesquisas practicadas han demostrado que el turismo fue reparado por el propietario del taller, quien adquirió las piezas a bajo coste por Internet, si bien reclamó al seguro una indemnización superior.

La investigación sigue abierta para descartar la existencia de otros posibles casos de estafa, cometidos bajo el mismo modus operandi. Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Guardia de Burgos.

Consulta aquí más noticias de Burgos.