Juan José Millás
El escritor y periodista Juan José Millás. EFE

El periodista y escritor Juan José Millás cree que "se escriben tantas tonterías porque el libro está muy mitificado", y sostiene que por esa razón uno no soporta que le digan que no sabe escribir, al contrario que si le preguntan si sabe operar a corazón abierto.

"Lo primero que hace uno cuando sale en televisión es escribir un libro", ha asegurado esta tarde en la inauguración de los Foros del Atlántico, una serie de coloquios periodísticos de sobremesa para divulgar la obra de personas relevantes del panorama sociocultural, organizados por la Asociación de la Prensa de A Coruña.

Para Juan José Millás (Valencia, 1946), un periodista es un escritor, otra cosa es que sea bueno o malo, al que "le ha tocado el pato de la mitificación, que tiene que ver con la densidad de la trascendencia", con "la mitificación de la novela".

Millás ha publicado recientemente La mujer loca (Seix Barral), en la que pone en duda la línea que separa realidad y ficción y donde conviven tres Millás: el Millás autor, el Millás narrador y el Millás personaje, lo que hace que haya escrito un "híbrido entre reportaje y novela".

En ella relata que acude a una casa para encontrarse con una mujer que va a recibir la eutanasia, con el fin de escribir un reportaje sobre ella, pero donde también conoce a otra mujer, Julia, que está loca y que lo mantiene "fascinado".

La narración de Millás, escrita en un momento de "sequía creativa", afronta esta dicotomía a modo de "diario de a bordo", en el que introduce una figura, la del narrador, que "no se ha investigado". "Esta novela es el diario de la novela, el 'making off' de la novela", asegura.

Millás cree que la ironía es un buen modo de acercarse a la realidadEl autor cree que se puede describir la realidad sin ironía, pero abunda en que "la ironía es un modo, no el único posible, pero es un buen modo de acercarse a la realidad, porque te permite llegar a zonas más duras de ella sin producir espanto".

"Escasa creatividad"

A su juicio, "hace tiempo" que los escritores no aportan "un recurso novelístico nuevo a la novela", pues "los escritores actuales lo único que hacen es coger fórmulas heredadas, combinarlas con más o menos acierto, pero sin aportar hallazgo alguno".

"Lo que me pone en marcha es la idea de escribir una novela falsa", asegura el escritor, que esta tarde clausura en el Ágora el ciclo Libros en directo.

Para Millás, vivimos en los tiempos de la "cultura de la copia", en los que "la realidad es el resultado de un acuerdo" que va cambiando continuamente y que ha llegado a una época de agotamiento.

Al hilo de ello, ha explicado que la eutanasia, tema que trata en este libro, es "cuestión de tiempo", aunque "perturbador", pues es "como aceptar que la muerte existe", y ha recriminado que "la vida se ha alargado, pero no se ha alargado su calidad de vida, pues se muere en muchísimos casos sin dignidad".

Así, "hemos desterrado la muerte de la vida", algo que ha calificado de "incomprensible", hasta el punto de que "hemos conseguido que la gente muera en la clandestinidad", ya que "es muy raro que uno se tope con un cortejo fúnebre".