Hidroavión
Un hidroavión tira agua. ANNA MAYOR / ACN

Un total de 34 dotaciones terrestres y tres medios aéreos de los Bomberos de la Generalitat remojan la zona del incendio de Tivissa (Tarragona), que ha arrasado 830 hectáreas de pino blanco y matorrales del Espacio de Interés Natural de las montañas de Tivissa-Vandellòs.

Según han informado este miércoles, a las 8.00 horas se han incorporado los medios aéreos a las tareas de extinción, teniendo en cuenta que el fuego se encuentra en fase de estabilización, y a lo largo de este miércoles podría darse por controlado si el viento que se espera para la tarde no lo aviva.

La orografía y el viento dificultaron las labores de extinciónLas tareas de extinción del martes se concentraron principalmente en el flanco noreste, que evolucionaba en dirección al núcleo de Tivissa, y la lluvia ayudó a frenar el avance del fuego, que empezó el domingo probablemente a causa de un rayo dada la dificultad para acceder a la zona. Precisamente, la orografía y el viento han complicado el trabajo de los bomberos.

Durante la tarde del martes, trabajaron en las tareas de extinción unas 60 dotaciones terrestres y 18 medios aéreos, y lograron estabilizar el perímetro a las 19.35 horas, tras lo cual Protección Civil rebajó a fase de prealerta el plan especial de emergencias por incendios forestales en Cataluña (Infocat). Por la noche, 20 dotaciones que velaron para controlar el incendio.

El incendio ha obligado a desalojar a una cincuentena de personas de forma preventiva, de 28 masías de la zona, a las que ya se les ha permitido volver a sus casas.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.