Valla de Melilla
Trabajadores colocando nuevos alambres en la valla que separa Melilla y Marruecos. Álvaro Barrientos / GTRES

Unos 250 inmigrantes de origen subsahariano han intentando este miércoles acceder a Melilla en un nuevo amago de salto a la valla perimetral que separa la ciudad autónoma de Marruecos, un objetivo que no ha conseguido ninguno de ellos.

Según han informado fuentes policiales, el intento de entrada se ha producido sobre las 06.20 horas en la zona norte del perímetro, entre Río Nano y Mariguari.

Se ha establecido un fuerte despliegue de seguridad a ambos lados Alrededor de 70 inmigrantes han conseguido superar la primera de las vallas, pero no la segunda, en la que está instalada la malla antitrepa, un nuevo sistema que impide introducir los dedos, lo que dificulta la escalada.

Marruecos se ha hecho cargo finalmente de estos inmigrantes que, junto a los demás, han sido alejados de la valla para ser trasladados posteriormente en autobuses hacia el interior del país.

Tanto en territorio español, con la Guardia Civil, como en el lado marroquí se ha establecido un fuerte despliegue de seguridad, que "ha dado resultado", según las fuentes, ya que ningún inmigrante ha conseguido entrar a Melilla.

En las puertas del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) algunos de los acogidos aguardaban para ver si alguno de sus compatriotas conseguía su objetivo, algo que no se ha producido.

El intento de entrada de este miércoles se produce después de que el pasado sábado unos mil subsaharianos protagonizaran otra tentativa que, igualmente, fue repelida por las autoridades españolas y marroquíes, y en la que se pudo comprobar la eficacia de la nueva malla antitrepa.

Localizados antes del salto

Según la Delegación, la Guardia Civil ya se había apercibido de la proximidad de grupos de inmigrantes en la zona marroquí próxima al vallado, por lo que había desplegado un "fuerte dispositivo" en el que han participado como refuerzo efectivos de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) y un helicóptero del instituto armado.

"No ha habido, por tanto, factor sorpresa, lo que ha provocado que los inmigrantes, una vez se acercaban a las proximidades de la valla, empezaran a dividirse en grupos para intentar un asalto múltiple que finalmente ha quedado frustrado", afirma la Delegación.

Algunos inmigrantes han resultado heridos, aunque se desconoce la cifra, ya que todos ellos han quedado en territorio marroquí. La ONG Prodein, una de las más activas de Melilla en materia de inmigración, ha denunciado en su cuenta de Twitter la "brutalidad" de los agentes marroquíes contra los subsaharianos.

También se han registrado algunos daños en el vallado debido al peso de las personas que ha soportado encaramadas, en concreto en algunos paneles de la malla antitrepa, que están siendo reparados por operarios.

Consulta aquí más noticias de Melilla.