Los dos incendios forestales declarados la tarde de este martes en el municipio ourensano de Rubiá, en las parroquias de A Veiga y de O Porto, han quedado controlados pasada la medianoche, según la información de la Consellería do Medio Rural.

Las llamas habían calcinado más de 130 hectáreas de superficie horas antes de darse por controlado el incendio, aunque la superficie exacta será facilitada a lo largo de este miércoles.

Uno de los fuegos comenzó a las 15,30 horas en la parroquia de A Veiga de Cascallá, lejos del parque natural de la Serra de Enciña-Lastra, y en su control trabajan un agentes forestal, dos brigadas, un camión motobomba y dos helicópteros. Por el momento, ha calcinado unas 50 hectáreas.

El alcalde de Rubiá, Elías Rodríguez Núñez, ha manifestado a Europa Press que el fuego comenzó en los lugares muy próximos entre sí y separados por una carretera, por lo que expresó su convencimiento de que fue intencionado, "igual que el grande que afectó a la misma parroquia hace dos años y obligó a evacuar a los vecinos, pero aquel fue para conseguir pastos", ha detallado.

Según ha señalado Rodríguez, las brigadas de extinción que hacen frente al fuego "son suficientes" y ha explicado que está pendiente de firmar un convenio con la Xunta para contar con una propia en el ayuntamiento.

Un segundo fuego se inició además en la parroquia de O Porto a las 15.38 horas. Este incendio ha calcinado ya unas 80 hectáreas, según Medio Rural.

Un brigadista herido

Por su parte, fuentes del servicio de extinción han señalado a Europa Press que un brigadista ha resultado herido al correr hacia el incendio junto con sus compañeros y rompió un brazo en una caída, por lo que ha sido atendido en el Hospital de O Barco de Valdeorras.

Trabajadores del servicio de extinción indicaron a Europa Press que entre las dos brigadas suman siete personas, y que los helicópteros son de empresas privadas, pues la única base de la Xunta, la de Vilamaior (comarca de Verín) quedó sin aeronave hace diez días, por lo que la brigada correspondiente no puede desplazarse tampoco, además de contar con cuatro efectivos.

Según han señalado fuentes de extinción, se prevé la llegada al incendio de otros cuatro helicópteros con sus correspondientes brigadas.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha desplazado medios aéreos y humanos, para colaborar con la Comunidad Autónoma de Galicia en la extinción del incendio declarado en la localidad de Rubiá en Ourense.

Para ello ha enviado a la zona dos aviones anfibios con capacidad de descarga de 5.500 litros procedentes de la base de Torrejón en Madrid, y dos Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales, con sus cuatro helicópteros bombarderos y de transporte, procedentes de Laza en Ourense y de Tabuyo del Monte en León.

En el mismo municipio, otro incendio quemó 200 hectáreas, según los datos oficiales de la Xunta, entre los días 6 y 7 de mayo de 2014, cerca del parque natural pero sin llegar a afectarlo.

Consulta aquí más noticias de Ourense.