Giorgio Orsoni.
El dimitido alcalde de Venecia, Giorgio Orsoni. EFE

El alcalde de Venecia, Giorgio Orsoni, anunció su dimisión después de quedar en libertad con cargos por un presunto delito de financiación ilegal de su campaña electoral en 2010.

Orsoni fue detenido el pasado 4 de junio junto con otras 34 personas en el marco de una operación contra una red de corrupción relacionada con la construcción de "Moisés", el sistema de diques para frenar las inundaciones regulares en Venecia.

El alcalde fue puesto en arresto domiciliario, y permanecerá en su cargo 20 días para solucionar urgenciasEl alcalde fue puesto en arresto domiciliario bajo la acusación de haber recibido de esta red de corrupción cerca de 110.000 euros de financiación ilegal a su campaña para las elecciones municipales en 2010.

Orsoni explicó tras quedar en libertad que no tenía intención de dimitir, pero ante la prensa declaró que siempre había actuado a favor de Venecia y que deja su cargo ante las "reacciones de oportunismo por parte de algunos miembros de la Junta municipal".

Tras ser puesto en libertad, Orsoni declaró que sobre todo se había sentido abandonado por su formación, el Partido Demócrata.

Libertad bajo fianza

El alcalde fue puesto en libertad después de que su abogado, Daniele Grasso, presentase al juez instructor del caso, Alberto Scaramuzza, una petición para pactar la pena con cuatro meses de reclusión y una multa de 15.000 euros.

El juez tendrá ahora que analizar si acepta pactar la pena con estas condiciones.

El alcalde permanecerá en su cargo aún durante 20 días para concluir las cuestiones más urgentes.