Poco éxito de la manifestación convocada por la Coordinadora 25S bajo el lema habitual de 'Rodea el Congreso'. A las 12.30 horas de este miércoles (coincidiendo con el debate monográfico que tiene lugar en la Cámara Baja para aprobar y remitir al Senado el proyecto de ley que regula la abdicación de Juan Carlos I), no más de 30 personas se reunían en la plaza de Neptuno. De hecho, ni siquiera se ha llegado a cortar la circulación que baja del Congreso de los Diputados. La policia se ha limitado a apartar a los manifestantes de las cercanías del Parlamento hacia las aceras de la plaza de Neptuno.

Es más, a la hora de la convocatoria, había más policía (diez furgones) y fotógrafos de medios que manifestantes. Además, apenas se han producido incidentes: la retención de un manifestante y cuatro 'yayoflautas' que se han sentado en el suelo. Durante la concentración se han escuchado gritos y proclamas a favor de la república, al tiempo que se exhibían banderas republicanas. Poco después, los manifestantes han abandonado la plaza de Neptuno y se han dirigido hacia Atocha. Otro grupo de unas 20 personas ha decidido, ya en el paseo del Prado, dirigirse hacia la Puerta del Sol para continuar con las protestas.

Denunciar el régimen del 78

La concentración tienen como objetivo reclamar la abolición de la Monarquía y denunciar que "el actual régimen del 78 es incapaz de asegurar un mínimo de dignidad y justicia para todos y todas", tal y como aseguran en el comunicado elaborado a modo de llamamiento. "Esa mañana tramitan una ley de abdicación diseñada para apuntalar este régimen de injusticia", sentencian.

Este rey no se va, le estamos echando en la calle. Y hay que permanecer movilizándonos "Este rey no se va, le estamos echando en la calle. Y hay que permanecer movilizándonos. Es el momento de avanzar todo lo posible en la lucha popular", aseguran en el texto, en el que también tachan al monarca de "heredero de Franco" y critican que "los principales partidos" del "régimen" están "en descomposición, tanto por su falta de apoyos como por la corrupción en la que están implicados".

Los convocantes, que son los mismos que han organizado las concentraciones que se han sucedido desde el 25 de septiembre de 2012 en los alrededores del Congreso, también quieren exigir la necesidad de abrir un proceso constituyente.

"Es urgente abrir la posibilidad de darnos unas nuevas normas de convivencia que, construidas desde abajo, nos permitan asegurar una convivencia justa, digna e igual para todos y todas", aseguran en la convocatoria. "Es el momento de sumar un frente amplio, es el momento de echar a este rey y con él, al régimen que le sustenta", agregan.