¡Mira quién salta!
Verónica Hidalgo y Sergi Capdevilla, ganadores de la primera y segunda edición del espacio '¡Mira quién salta!'. Carlos Serrano / Telecinco

La pasada semana, Sergi Capdevilla (hijo de Sergio Dalma y Maribel Sanz) se proclamaba ganador de ¡Mira quién salta!, el concurso de saltos de trampolín de Telecinco. Sin embargo, el espacio no se ha despedido aún de la parrilla. Mediaset ha anunciado que este martes, a las  22.00 horas, celebrará una nueva emisión que ha bautizado Final de finales y que le permitirá explotar la fórmula del talent show, aunque con ligeras variaciones.

En esta ocasión, quienes se enfrentarán en la piscina serán los ganadores de las dos ediciones que ha celebrado hasta ahora el programa (Verónica Hidalgo y Capdevilla). Les acompañarán tres de los participantes más destacados de cada entrega, algunos de los cuales ya calientan motores tirándose pullas entre sí en un vídeo publicado por la cadena.

'GH' ha alargado sus estancias en parrilla con debates e, incluso, nuevos programas La 'prórroga' de ¡Mira quién salta! contará, además, con la exhibición del atleta Javier Illana, que ha sido coach del concurso, y con la actuación de María Parrado, ganadora de La Voz Kids.

El gusto por estirar los formatos no es exclusivo del talent show acuático. Mediaset ha usado con frecuencia este sistema que permite exprimir los productos más rentables  o ganar tiempo cuando esto es beneficioso para su estrategia televisiva.

Uno de los casos más célebres es el del exitoso Gran Hermano. Una vez realizada su gala final donde es elegido el ganador, el espacio habitúa a permanecer en antena a través de debates que tienen como finalidad que los concursantes "arreglen sus rencillas", según ha explicado en el pasado Telecinco. Incluso ha inspirado tertulias de blogueros especializados en el concurso y un nuevo programa, El Reencuentro, que en 2011 reunió en la casa de Guadalix  a parejas de algunas de los realities más célebres de la cadena.  

En 2012, los buenos datos de audiencia de Gran Hermano 12+1 (28,2% de cuota de pantalla en su desenlace) impulsaron otro espacio, La Re-Vuelta, en el que los participantes de la decimotercera edición fueron invitados a regresar a la famosa residencia madrileña de la que habían salido poco antes.

También a Supervivientes le ha costado decir adiós a los televidentes. Hace dos semanas desdoblaba su final en dos partes, que se emitieron en días consecutivos (26 y 27 de mayo). Un día después de otorgar su premio al exparticipante de Gandia Shore Abraham,  celebraba un debate para profundidzar en todo lo ocurrido durante el concurso. Al lunes siguiente, continuaba en el prime time con una nueva tertualia, apurando el éxito de uno de los formatos más caros de la casa (este último debate se saldó con un notable 19,3%).