La exalcaldesa socialista de Jerez de la Frontera (Cádiz) y actual directora del Instituto Andaluz de Cualificaciones Profesionales, Pilar Sánchez, vuelve a sentarse desde este lunes en el banquillo de los acusados por segunda vez en lo que va de año para ser procesada por desviar presuntamente cantidades del Plan E —en concreto 8,6 millones de euros— cuando estaba al frente del Ayuntamiento para fines distintos a los concedidos (programas de empleo) como el pago de la nómina a la plantilla municipal o a las concesionarias.

Según han indicado fuentes judiciales, el juicio por el denominado 'caso desvío de fondos', en el que está imputada por un presunto delito de prevaricación y otro contra la Hacienda Pública, se desarrollará en el Juzgado de lo Penal número 3 de Jerez desde este lunes a las 9,30 horas —sesión que comenzará con su declaración ante el tribunal— y se prolongará hasta el próximo miércoles.

Para la primera sesión del juicio también están citados en calidad de testigos la actual alcaldesa, María José García-Pelayo (PP), y el primer teniente de alcalde, Antonio Saldaña, junto con ocho técnicos municipales, dado que la investigación surgió a instancias de una denuncia del Gobierno local del PP a la Fiscalía Anticorrupción a finales de julio de 2011, después de detectar desfases al mes y medio de tomar posesión que en un primer momento ascendieron a 7,6 millones y en la denuncia final se elevaron a los 8,6 millones.

Esta cantidad coincide con la multa que solicita la Fiscalía Anticorrupción a Sánchez, a la que le piden tres años de cárcel por un presunto delito de fraude en las subvenciones, en un caso en el que también se ha personado la Abogacía del Estado, y para el que en su momento la autoridad judicial solicitó a la exalcaldesa socialista una fianza de más de 11,4 millones de euros como garantía de que podrá afrontar el pago de la multa en caso que fuera condenada.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.