El radón, y no el tabaco, es el primer factor de riesgo de cáncer de pulmón en no fumadores

  • El radón se produce cuando el uranio se descompone de manera natural en el suelo, asciende y se mezcla con el aire que respiramos.
  • La exposición al humo del tabaco en el domicilio podría aumentar el riesgo de cáncer de pulmón en individuos con altas exposiciones a radón.
  • Un 25% de los cánceres de pulmón se dan en personas que nunca fumaron.
Imagen de un ciclista con una mascarilla circulando por las calles de Madrid.
Imagen de un ciclista con una mascarilla circulando por las calles de Madrid.
Emilio Naranjo / EFE

Sorprendentemente, el primer factor de riesgo de cáncer de pulmón en personas no fumadoras no es el tabaco –por el humo de los fumadores– y tampoco el CO2 del aire contaminado. El primer enemigo cancerígeno de los pulmones de personas que nunca han fumado y el segundo, por detrás del tabaco, en fumadores es el radón. Pero, ¿qué es el radón?

El radón se produce cuando el uranio se descompone de manera natural en el suelo, piedras y agua y, generalmente, asciende a través del suelo y se mezcla con el aire que respiramos.

Este gas radiactivo entra a nuestros hogares a través de grietas y otros agujeros en los cimientos y también a través del agua de pozos. Una vez dentro, puede quedar atrapado dentro de la vivienda.

Un estudio multicéntrico en el que han participado ocho hospitales del noroeste de España, concretamente siete en Galicia y uno en Asturias, ha concluido que el primer factor de riesgo de cáncer de pulmón en no fumadores es el radón. Según la doctora María Torres, neumóloga y miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), "este riesgo se ve incrementado en individuos expuestos a concentraciones superiores a 200 Bq/m3, en comparación a aquellos expuestos a menos de 100Bq/m3". (Bq es una unidad de medida de la actividad radiactiva).

El estudio demuestra que la exposición al humo del tabaco producida durante la convivencia con fumadores en el domicilio podría aumentar aún más el riesgo de sufrir tal enfermedad en individuos con exposiciones a radón por encima de los 200Bq/m3.

"Los resultados indican que puede haber un efecto sinérgico entre la exposición a radón residencial y el tabaquismo pasivo. Desde el punto de vista biológico es plausible la interacción entre ambos factores de riesgo, ya que los mecanismos carcinogénicos son diferentes para cada uno de ellos", explica la doctora Torres.

La investigación también demuestra que esta sinergia repercute de forma negativa especialmente en individuos que nunca han fumado. Los resultados extraídos revelan que cuando la convivencia con fumadores fue menor de 35 años el riesgo registrado fue de 3,25 puntos. En cambio, cuando el periodo de convivencia fue superior a 35 años el riesgo se incrementa hasta 4,18.

El consumo de tabaco es el principal causante del desarrollo de dicha enfermedad, siendo el riesgo entre 10 y 30 veces superior para un fumador que para una persona que no haya fumado nunca. Sin embargo, se ha demostrado que un 25% de los casos de cáncer de pulmón son diagnosticados en individuos que nunca han fumado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento