Rice reconoce que las posturas de israelíes y palestinos están muy lejos y les anima a fijar una agenda común

  • Tras reunirse con Abás.
  • Respalda la creación de un comité para el proceso de paz en el seno de la Liga Árabe.
  • Según ella, lo más importante es fijar un objetivo común.
  • Reconoce que las posturas están muy alejadas y pide "avances".
La secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, en la rueda de prensa con Abás en Ramala, posterior a la reunión mantenida por ambos.
La secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, en la rueda de prensa con Abás en Ramala, posterior a la reunión mantenida por ambos.
REUTERS

La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, consideró hoy que es importante para israelíes y palestinos establecer una "agenda común" para avanzar en la creación de un Estado palestino, mientras Israel continúa descartando mantener negociaciones de paz por ahora.

Según Rice, todas las partes necesitan tener un "objetivo en mente" para resolver el conflicto palestino-israelí.

No obstante, reconoció que las partes se encuentran muy alejadas en este momento, y sin propuestas específicas para que las negociaciones, ahora estancadas, avancen.

La secretaria de Estado hizo estas declaraciones en una rueda de prensa junto al presidente palestino, Mahmud Abás, con el que se reunió por primera vez desde la formación del Gobierno de unidad nacional entre su partido, Al Fatá, y el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás).

Nuevas herramientas no concretadas

Abás y Rice discutieron nuevos mecanismos prácticos que impulsen avances concretos.

Estas propuestas aún están en su primera fase de desarrollo, explicaron Yaser Abed Rabbo y Saeb Erekat, colaboradores cercanos a Abás.

Una de las ideas propuesta es la creación de un comité para el proceso de paz en el seno de la Liga Árabe.

Este grupo, seguramente dirigido por Arabia Saudí, lideraría los esfuerzos para revivir la Iniciativa de Paz árabe de 2002 que contiene el principio de paz por territorios.

El órgano podría trabajar con los miembros del Cuarteto de Madrid (ONU, UE, Estados Unidos y Rusia), así como con las autoridades israelíes y palestinas y serviría de "paraguas político".

"Son ideas que se están discutiendo", afirmó Rabbo.

La portavoz del Gobierno israelí, Miri Eisin, aseguró que Israel aceptaría este papel árabe.

"El primer ministro ya ha dicho en otras ocasiones que la implicación de los países árabes moderados es positiva, ya que supondría un factor de estabilización en la región, opuesto a los países extremistas y sus objetivos", explicó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento