Tailandia podría prohibir un saludo de protesta inspirado en 'Los juegos del hambre'

  • Quienes utilicen el saludo con tres dedos de 'Los Juegos del Hambre' pueden ser detenidos si se demuestra que se hace como protesta contra el ejército.
  • En la película, el signo funciona como desafío a las autoridades de un estado ficticio, que organiza cada año un torneo a muerte televisado para todo el país.
  • Las redes sociales se han llenado de fotografías donde los activistas hacen el gesto, la etiqueta elegida por los manifestantes es #ThaiCoup.
Dos mujeres manifestándose haciendo el gesto de la película
Dos mujeres manifestándose haciendo el gesto de la película
RUNGROJ YONGRIT / EFE

La junta militar de Tailandia ha advertido de que los ciudadanos que utilicen el saludo con tres dedos mostrado en la película 'Los Juegos del Hambre' podrían ser detenidos si se demuestra que lo están haciendo como un gesto de protesta contra el ejército por el golpe de Estado ejecutado en mayo.

El viceportavoz del Ejército, Winthai Suwaree, ha afirmado que la junta analizará primero la "intención" de aquellos que realicen el saludo, que se ha convertido en un símbolo contra el golpe en el país, antes de decidir qué acción se ha de tomar contra ellos.

"La junta debe analizar su intención, lo que quieren comunicar y las circunstancias que lo rodean", ha dicho Winthai, según ha informado el diario tailandés The Bangkok Post.

El signo como desafío a la autoridad

En la película, en signo es una muestra de desafío a las autoridades del estado ficticio de Panem, que organizan cada año un torneo a muerte televisado para todo el país. Sin embargo, el citado diario afirma que los activistas lo están utilizando para representar el lema oficial de Francia: 'Libertad, igualdad y fraternidad'.

Decenas de fotografías en las que se puede ver a los activistas haciendo el gesto en pequeñas concentraciones en sitios públicos han aparecido en los últimos días en las redes sociales, y especialmente en Twitter, con el hashtag #ThaiCoup.

La sociedad tailandesa se ha polarizado entre los simpatizantes de la derrocada primera ministra Yingluck Shinawatra y su hermano Thaksin y sus detractores, que ven a estos exmandatarios como una amenaza del viejo orden.

Pese a la ley marcial y las prohibiciones instauradas por el ejército, pequeños grupos de manifestantes todavía recorren las calles diariamente en Bangkok, donde no ha habido sucesos violentos de gravedad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento