El president de la Generalitat, Artur Mas, ha advertido tras el anuncio de abdicación del rey Juan Carlos I que "habrá cambio de rey en España, un cambio de monarca, pero el proceso político catalán seguirá adelante". Mas ha apuntado a las "circunstancias excepcionales" que se dan actualmente en el Estado como una de las posibles causas de la abdicación del monarca.

Como en cualquier historia larga ha habido activos y pasivos "El rey Juan Carlos ha hablado de la nación española, que no negamos, pero a su lado existe la nación catalana", ha dicho Mas en un mensaje institucional desde el Palau de la Generalitat. "Queremos lo mejor para todo el territorio español", ha afirmado el líder catalán, añadiendo que "deseamos también lo mejor para Cataluña y su gente, y lo mejor para Cataluña es poder decidir democráticamente y pacíficamente nuestro futuro como nación".

Mas ha remarcado su "respeto" por la decisión del monarca, que le parece "lógica", después de 40 años de reinado. "Como en cualquier historia larga, ha habido activos y pasivos", ha destacado, sin querer entrar en un balance al detalle.

Una "aportación positiva"

"Como a todo servidor público, también se le tiene que agradecer la aportación  positiva que haya podido hacer en el conjunto del Estado español en estas cuatro décadas", ha sentenciado el president Mas.

Respecto al relevo en el trono, Mas no ha querido ahondar en la petición de un referéndum por parte de otras fuerzas políticas y sectores republicanos. Artur Mas ha desado "suerte, acierto y éxito" al príncipe Felipe.

Mas ha aprovechado la comparecencia para reclamar "a todas las instituciones" del Estado que "respeten la voluntad del pueblo de decidir su futuro colectivo desde el respeto mutuo y la leal colaboración".