Trabajadoras sumergidas. O, limpiadora
O, fregando un portal. Está dada de alta por dos horas al día, trabaja ocho. JORGE PARÍS

Un total de 326.838 personas hubieran tenido empleo en España el año pasado de no haberse realizado cada semana más de 11,5 millones de horas de trabajo ilegal, es decir, por encima de lo permitido legalmente, según un informe difundido este viernes por CC.OO.

En concreto, el sindicato calcula que en 2013 se realizaron en España 11.561.538 horas ilegales cada semana, que hubieran dado empleo al 93% de quienes lo perdieron ese mismo año. Esto significa que en lugar de haberse destruido 351.545 empleos en 2013, sólo se habrían perdido 24.708 puestos de trabajo.

Comisiones Obreras cifra en 2.842 millones de euros el montante que podría haber ingresado la Seguridad Social si las horas ilegales de 2013 se hubieran traducido en empleos y en 1.242 millones de euros lo que ha dejado de recaudar Hacienda por esos salarios no percibidos. Además, el sindicato señala que con esos empleos, el gasto en prestaciones por desempleo se habría reducido en 1.627 millones de euros.

El paro podría haberse reducido un 4,8% con jornada a tiempo completo y un 5,5% a media jornadaLa central sindical asegura que de no haberse realizado estas horas ilegales y , el paro podría haberse reducido un 4,8% con jornada a tiempo completo o un 5,5% si se tiene en cuenta la duración media de la jornada. Madrid, Galicia y Baleares serían las que más reducirían el desempleo.

Asimismo, según el secretario de Acción Sindical de CC.OO., Ramón Górriz, si las horas ilegales de 2013 se hubieran traducido en empleos, 43.949 jóvenes tendrían un puesto de trabajo, lo que habría reducido la cifra de empleos destruidos en este colectivo (188.802 en 2013) en un 23%.

Aumenta el peso de las horas ilegales

Según Comisiones Obreras, desde el inicio de la crisis hasta 2012 el porcentaje de asalariados con jornada de trabajo ilegal fue reduciéndose, hasta situarse en el 12,2%, tendencia que se detuvo en 2013.

El peso de las horas ilegales sobre el total de horas trabajadas también ha ido bajando, desde el 22,9% de 2007 al 15,9% en 2012. Sin embargo, en 2013 esta tendencia se ha revertido y ha aumentado hasta el 16,05%.

De acuerdo con este informe, en el que se explotan datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), los trabajadores de 30 a 44 años realizaron la mitad de las horas ilegales contabilizadas. El resto se lo reparten a partes iguales los trabajadores de 45 a 54 años y los menores de 30 y mayores de 55 años.

Los cálculos del sindicato por sectores apuntan a que el sector servicios podría haber contado con 250.000 trabajadores más, con una jornada media de 34 horas, si las horas ilegales se hubieran traducido a empleos. En la industria se habrían creado 43.381 puestos de trabajo y en la construcción otros 18.108, mientras que el sector primario abría ganado 17.847 trabajadores.

Teniendo esto en cuenta, CC.OO. subraya que todas las horas que exceden de 42 semanales son "ilegales, estén o no retribuidas". El sindicato calcula que 1,5 millones de trabajadores asalariados del sector privado realiza una jornada superior a la legalmente permitida. "La norma que se transgrede no es una mera instrucción, sino la norma básica de la legislación laboral: el Estatuto de los Trabajadores", denuncia el sindicato en este informe.