La Asociación de Perfumería y Cosmética defiende las cremas antiarrugas tras las críticas

Una mujer se echa crema en el contorno de los ojos.
Una mujer se echa crema en el contorno de los ojos.
GTRES

La polémica está servida. Esta semana la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), publicaba un estudio con varias marcas de cremas antiarrugas en el que explicaba que la mayoría no hacen su efecto, y las que mejor la hacen son precisamente las más económicas. Ante esta publicación, la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa) ha querido aclarar algunos aspectos y defender su eficacia.

Según ha explicado Val Díez, la directora de esta asociación, "la eficacia de los cosméticos antiedad está garantizada", ante lo que Carmen Esteban, directora científica de la asociación, añadía que todos los ingredientes llevan un control de calidad exhaustivo "avalado por las autoridades sanitarias de la Unión Europea". "Las compañías que comercializan estas cremas llevan a cabo ensayos de eficacia con arreglo a ensayos normalizados, existiendo equipos y tecnologías suficientes para demostrar su acción, tal como exige la ley", añade.

En cuanto a la relación entre el precio y la calidad, una dermatóloga de la asociación explica que la efectividad del producto no está siempre relacionada con este aspecto, y en este sentido, justifica el alto coste de algunas fórmulas por la inversión en tecnología e investigación, en las que intervienen biólogos, químicos y matemáticos."Estas fórmulas ceden el paso a otras líneas cosméticas más económicas", añade Cristina Biurrun, directora científica y técnica de L'Oréal España.

Al hilo de la información difundida por la OCU a partir de los resultados de un estudio que analiza 14 cremas antiarrugas y que pone en duda la eficacia de estos productos, la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa) defiende la "eficacia" de estos cosméticos, así como "la rigurosidad con la que las compañías los elaboran y ponen en el mercado".

Según Stanpa, los análisis de los productos cosméticos, que hacen laboratorios independientes, son "muy rigurosos", por lo que los consumidores "pueden confiar" en su eficacia. "El ser humano está diseñado para envejecer", asegura la dermatóloga Roó. Un proceso biológico en el que, además de intervenir el factor genético, influyen los ambientales y los hábitos de vida poco saludables, responsables de acelerar el envejecimiento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento