Cigarrillo electrónico
Dos fumadores con distintos modelos de cigarrillo electrónico Gtres

El cigarrillo electrónico comienza a generar consecuencias negativas en la salud de los valencianos. Así lo han advertido hoy desde el Colegio de Médicos de Valencia, cuyo coordinador del grupo de tabaquismo, Joan Ribera, ha asegurado que le consta que las Unidades de Conductas Adictivas de la Comunitat Valenciana han comenzado a tratar a los primeros pacientes por adicción a este dispositivo.

Ribera ha explicado que se trata de personas jóvenes que no eran fumadoras y que se han iniciado directamente con el uso de los cigarros eléctricos o bien de fumadores de tabaco que han buscado en el nuevo artefacto una salida para dejar de fumar.

Al respecto, ha recordado que los cigarrillos electrónicos contienen nicotina, un producto muy tóxico y el más adictivo entre las drogas, por encima de la cocaína y la heroína.

Por este motivo, desde el Colegio de Médicos de Valencia que preside Rosa Fuster, han recomendado a los consumidores que se abstengan de usar estos dispositivos, ante la falta de información existente sobre los efectos de las diferentes sustancias que llevan, que muchas veces no están especificadas.

En este sentido, han recordado que en Santiago de Compostela ya se ha diagnosticado una neumonía como consecuencia del consumo de este dispositivo.

Al mismo tiempo, han exigido al Ministerio de Sanidad que los equiparen legalmente con el tabaco y que se prohíban en bares y restaurantes.

Menos población fumadora

Por otra parte, Ribera ha presentado los datos de una encuesta realizada entre casi 1.000 personas en los centros de salud de la Comunitat Valenciana con motivo de la Semana sin Humo, cuyo lema es Cada vez que lo dejas, ¡triunfas!.

El estudio revela que el 24,8% de los encuestados afirman fumar habitualmente (seis puntos menos que en 2011, cuando entró en vigor la Ley Antitabaco).

El descenso de fumadores por franjas de edad se centra en los más mayores, mientras que un 36,8% de los fumadores tienen de 16 a 24 años y un 39,2% tienen de 25 a 44 años. La edad de inicio se mantiene en los 12-13 años y el 72,9% de los fumadores valencianos se inició antes de los 16 años.

Además, para dejar de fumar se necesitan como media de 3 a 4 intentos y un 40,1% de los fumadores ha intendado dejarlo este año, 15 puntos más que en 2009.

Consulta aquí más noticias de Valencia.