Un comportamiento del consumo público "algo errático" —que en el primer trimestre de 2014 ha crecido un 4,4% después de una caída del -3,9% en el trimestre anterior— explica la fuerte subida del Producto Interior Bruto registrada en España. El PIB ha experimentado en los tres primeros meses del año un crecimiento del 0,4% respecto a los tres meses anteriores, y del 0,5% respecto al mismo periodo del año anterior, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Junto al consumo de las Administraciones Públicas, la demanda nacional (que ha crecido un 0,7%) ha sido otro de los componentes que han tirado del PIB, que logra así su primer dato positivo en tasa anual desde mediados de 2011. Sin embargo, fuentes consultadas por este diario apuntan al extraño comportamiento registrado en los dos últimos trimestres por el consumo público, formado principalmente por salarios de funcionarios y compras. Tanto es así que el Instituto Flores de Lemus (IFL), especializado en el análisis económico, lo califica de "algo errático".

Este organismo perteneciente a la Universidad Carlos III de Madrid considera "importantes sorpresas" que en el primer trimestre de 2014 el consumo público haya crecido un 4,4% —se esperaba un 0,4%— sin razón aparente, mientras que entre octubre y diciembre este había experimentado un descenso del -3,9%, mucho más acentuado que en ningún otro trimestre (ver cuadro más abajo).

Evolución del consumo público en España (Fuente: Instituto Flores de Lemus).

Tanto la caída del último trimestre de 2013 como la del primero de 2014 constituyen sendas "sorpresas" en opinión del IFL, si bien ambas en parte se compensan. Así sus analistas sospechan que en la futura publicación de los datos definitivos del PIB referentes a 2013 "se revisarán principalmente los correspondientes al consumo público". Y es que inciden en que este repunte inesperado es la causa principal que explica la subida del producto interior bruto: "Sin tal contribución el PIB hubiese caído algo alrededor de cuatro décimas", sostienen.

Una opinión similar ha mostrado Miguel Ángel García, profesor de Economía Aplicada de la Universidad Rey Juan Carlos, quien en su cuenta de Twitter ha apuntado a que la cáida registrada en el último trimestre de 2013 "no parece muy ajustada a la realidad". A la misma conclusión llega Alejandro Inurrieta, consultor y exmiembro de la Oficina Económica del Presidente, para quien además todo apunta a que "se falsearon las cifras del cuarto trimestre, a pesar de una caída brusca del gasto público. Ahora se compensa para justificar el crecimiento del primer trimestre de 2014", tal como ha señalado en su cuenta de Twitter.

"Un juego contable que tiene que ver con el déficit"

Las cifras de contabilidad nacional están claramente manipuladas para demostrar que, como dice el Gobierno, la economía crece" Inurrieta sostiene que los vaivenes estadísticos relacionados con el PIB tienen que ver con el cumplimiento del objetivo de déficit público por parte de España. "En 2013, el Gobierno decidió que el año fiscal se cerraba a uno de noviembre, de forma que así se cumpliría el déficit del 6,5%. Así el PIB del cuartro trimestre del año pasado no se corresponde con la lógica, ya que se registraba una caída del gasto público (-3,9%) que solo podría explicarse con una bajada de salarios, la cual no se ha producido", asegura.

Ante estas caídas forzadas del consumo público, tal como señala este economista, el Gobierno modificó también los datos de consumo privado y saldo exterior con el fin de que no se reflejara una caída del PIB: "Si se cruzan datos del INE y de Aduanas hay un desfase de unas 0,8 décimas. Es decir, que la caída real del PIB en 2013 habría sido del 2% y no del 1,2% oficial", estima.

Una vez logrados los objetivos de déficit, y siempre según Inurrieta, el Ejecutivo se ha dedicado a "compensar" en este primer trimestre lo no contabilizado en el cuarto de 2013. "Las cifras de contabilidad nacional están claramente manipuladas para demostrar que la economía está creciendo, tal como promociona el Gobierno. Pero no tiene sentido que se apunte un incremento del consumo, ya que por ejemplo las ventas minoristas han caído en el primer trimestre", concluye.

Cae la demanda externa

El INE destaca también, por contra, una aportación negativa de la demanda externa (descenso del 0,2% frente al 0,4%). No obstante, el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha asegurado que el resultado del PIB en el primer trimestre del año muestra un inicio de recuperación que el Banco de España espera que se mantenga en el segundo trimestre. Para Linde el crecimiento del PIB "no ha sido ninguna sorpresa", sino que se ha ajustado a las proyecciones del Banco de España.

Sobre el peor comportamiento del sector exterior en la primera parte del año, el gobernador ha achacado el dato al alza "importante" de las importaciones de bienes de equipo, la cifra más destacable de los datos del INE. Linde ha explicado que existía cierta "demanda remansada" que se ha recuperado tras la crisis y que está afectando a la evolución del sector exterior, aunque la exportación "sigue yendo muy bien".

Mayor consumo de los hogares

El gasto en consumo final de los hogares experimentó un crecimiento anual del 1,6%Dentro de la demanda nacional, el gasto en consumo final de los hogares experimentó un crecimiento anual del 1,6%, nueve décimas superior al del cuarto trimestre de 2013, mientras que el gasto en consumo final de las administraciones públicas cayó el 0,2%, tres puntos y tres décimas superior a la del trimestre precedente.

La formación bruta de capital fija moderó su decrecimiento en seis décimas en el primer trimestre, al pasar del 1,7 al 1,1%.

En cuanto a la demanda exterior, las exportaciones de bienes y servicios pasaron de un crecimiento del 3,7% al 8,1% y las importaciones aceleraron su ritmo de incremento del 2,7% al 9,3%.

Respecto a la oferta, todas las ramas de actividad, excepto la construcción y las actividades profesionales, mejoraron su evolución anual si se compara con el trimestre precedente.

Todas las ramas de actividad, salvo la construcción y actividades profesionales, mejoran su evoluciónEl empleo, en términos de trabajo equivalentes a tiempo completo, tuvo un crecimiento trimestral del 0,1% y un decrecimiento anual del 0,3%, porcentaje que, según el INE, supone una reducción neta de alrededor de 55.000 empleos.

Además, la productividad aparente por puesto de trabajo equivalente disminuyó siete décimas, al pasar del 1,5 al 0,8%, mientras que el crecimiento de la productividad aparente por hora efectivamente trabajada se mantuvo estable en el 0,4%.

El PIB valorado a precios corrientes cayó el 0,1% en el primer trimestre del año y el deflactor implícito tuvo una variación negativa del 0,6%. Asimismo, la remuneración de los asalariados pasó de un alza del 0,8% a un descenso del 0,3%.

Este resultado se debió al aumento de un punto y seis décimas en la tasa del número de asalariados (de una caída del 1,9% a un descenso del 0,3%) y a la disminución en 2,8 puntos de la remuneración media por asalariado (del 2,7% a una tasa negativa del 0,1%).

El PSOE, pesimista con los datos

El portavoz de Hacienda del PSOE, Pedro Saura, ha afirmado este jueves que los datos de PIB ponen de manifiesto que las reformas emprendidas por el Gobierno "no están dando resultado desde el punto de vista del crecimiento potencial de la economía". Saura ha señalado que no está produciendo un incremento de la productividad, y que lo que están provocando las medidas del Ejecutivo es más desigualdad, "caída de salarios y precarización del empleo".

Saura también ha acusado al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de llevar a cabo un "trilerismo fiscal" ya que, ha dicho, los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que movió gasto público del último trimestre de 2013 al primero 2014: "Las trampas acaban saliendo".