Ataque de Boko Haram
Una imagen del escenario de otro ataque de Boko Haram, en la localidad nigeriana de Jos. Deji Yake / EFE

Cuatro de las menores secuestradas el mes pasado por la milicia islamista Boko Haram en el noreste de Nigeria han logrado escapar de sus captores, que aún
mantienen retenidas a otras 219 adolescentes, según el responsable de Educación del estado de Borno, Musa Inuwa.

Hay dos cuestiones en juego, la libertad de las niñas y el fin del movimiento insurgenteLas niñas se estaban examinando el 14 de abril en una escuela secundaria de la aldea de Chibok cuando un grupo de islamistas armados asaltó el centro. Los
milicianos rodearon al escuela y subieron a las adolescentes a bordo de camiones. Tras el secuestro, 53 rehenes lograron escapar, a las que se sumarían las cuatro confirmadas ahora por Inuwa.

El expresidente de Nigeria Olusegun Obasanjo ha puesto en marcha una campaña para mediar en la liberación. Según publica la prensa local, Obasanjo ha contactado con el abogado que medió en las negociaciones de hace tres años entre el Gobierno y los insurgentes, que se cerraron sin acuerdos. "Tengo un abogado que puede hacer de vínculo con los líderes de Boko Haram y que puede servir al Gobierno para poner fin a la insurgencia", señaló el expresidente al diario Vanguard.

Obasanjo asegura que el gobernador del estado de Brno, donde fueron raptadas las niñas, estaría dispuesto a negociar, si bien teme ser acusado por el Gobierno de formar parte de la milicia. Para el expresidente, dada la actual situación de violencia que vive el país, sería conveniente reabrir las negociaciones mantenidas hace tres años. "Hay dos cuestiones en juego, la libertad de las niñas y el fin del movimiento insurgente", subrayó Obasanjo.

Al menos 40 muertos en un nuevo ataque de Boko Haram en Nigeria

Por otro lado, cuarenta personas han muerto y una decena han resultado heridas en un supuesto ataque del grupo terrorista islámico Boko Haram en un pueblo del nordeste de Nigeria, informaron este jueves los medios locales.

Algunos servicios de seguridad ya sitúan a Boko Haram como el grupo terrorista más mortal del mundoEl suceso ocurrió el miércoles en la localidad de Gurmuchi, en el estado de Borno, donde un grupo de hombres armados irrumpió abriendo fuego contra sus habitantes e incendió numerosas viviendas.  El pueblo quedó "completamente arrasado" y la mayoría de los vecinos logró escapar refugiándose en el bosque, según relataron diferentes testigos al diario local The Punch.

Boko Haram, al que algunos servicios de seguridad ya sitúan como el grupo terrorista más mortal del mundo, ha intensificado recientemente sus ataques en las zonas rurales de Borno, donde han dejado más de 150 muertos en la última semana. En Borno, feudo espiritual y de operaciones de Boko Haram, también se halla la localidad de Chibok, donde el grupo radical secuestró el pasado 14 de abril a más de 200 niñas de un escuela que siguen en paradero desconocido.

La secta, cuyo nombre significa en lenguas locales "la educación no islámica es pecado", lucha por imponer un Estado islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur. Desde que la policía acabó en 2009 con el entonces líder y fundador de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha provocado más de 4.000 muertos.