Un tribunal de París dicta hoy sentencia sobre las caricaturas de Mahoma
Una de las viñetas por las que se dicta sentencia. ARCHIVO

El Tribunal Correccional de París ha absuelto a la revista satírica y laica francesa "Charlie Hebdo" del delito de injurias con base religiosa por reproducir tres de las polémicas caricaturas de Mahoma, en febrero de 2006.

El tribunal consideró que las tres caricaturas del profeta publicadas por Charlie Hebdo no son constitutivas del delito de injurias, en contra de lo que mantenían las dos organizaciones musulmanas demandantes.

Las caricaturas objeto de litigio eran tres:

  • Una dibujaba a Mahoma con un turbante del que salía la mecha de una bomba.
  • Otra en la que el profeta pedía a los terroristas que no se inmolasen porque ya no quedaban más vírgenes en el paraíso.
  • Una tercera en la que se presentaba al profeta lamentándose de ser "amado por tontos".

Las dos primeras habían sido publicadas previamente, en septiembre de 2005, por el diario Jyllands-Posten, mientras que la tercera era obra del francés "Cabu", un dibujante habitual de Charlie Hebdo.

La sentencia pronunciada por la sala diecisiete del Tribunal Correccional de París es acorde con la requisitoria de la Fiscalía.

Libertad de expresión

Nunca hubo intención de herir a nadie

El pasado 28 de febrero, el Ministerio Público había pedido la absolución del director del Charlie Hebdo, Philippe Val, al considerar que la publicación de esas caricaturas era conforme al derecho de la libertad de expresión y que no atacaban al Islam sino a los integristas.

La defensa de Val, que también había pedido la absolución, afirmó que nunca hubo intención de herir a nadie y subrayó que Francia es un país laico donde la libertad de expresión es fundamental.

Musulmanes franceses

Pero las entidades musulmanas demandantes, la Unión de Organizaciones Islámicas de Francia (UOIF) y la Gran Mezquita de París, no estaban de acuerdo con esa lectura.

Por ello, pidieron que se reconociese el delito de injurias con base religiosa, penado con hasta seis meses de cárcel y multa.

Virulenta reacción

Esta sentencia es una de las primeras en tratar directamente la controversia

Esta sentencia es una de las primeras en Europa en tratar directamente la controversia surgida tras la publicación de las caricaturas de Mahoma inicialmente por en Dinamarca.

Esa primera publicación provocó reacciones virulentas en países musulmanes y un boicot de los productos daneses. 

El presidente del tribunal ha dictado sentencia, Jean-Claude Magendie, emitió en marzo de 2005 una decisión polémica, al prohibir una publicidad inspirada en el cuadro La última Cena, de Leonardo da Vinci, con el argumento de que constituía una injuria a los sentimientos de los católicos.

Esa decisión, basada en que los apóstoles habían sido reemplazados por mujeres vestidas de forma sugerente, fue anulada en noviembre de 2006 por el Tribunal Supremo.