El Centro Municipal de Adopción de Animales recogió en Fallas (del 12 al 19) a 31 perros que se habían extraviado por Valencia. El gentío y los petardos los desorientaron y perdieron de vista a sus dueños.

La mayoría ya han vuelto a sus casas, gracias sobre todo a los microchips. Ocho los llevaban implantados y dar con sus amos fue pan comido. En el resto de casos hubo que esperar a que los propios dueños echaran en falta a sus mascotas, siempre según datos del concejal de Sanidad del Ayuntamiento, Ramón Isidro.

Sus técnicos, aprovecharon además que los gatos suelen refugiarse en los deslunados para huir del follón fallero y dieron una batida por ellos. En total, recogieron a 43. Para adoptarlos: tel. 010.