Diez localidades de la región (además de la capital), la mayoría en el área metropolitana, superaron en 2006 los límites de partículas en suspensión fijados por la Unión Europea.

La localidad más contaminada es Leganés, que superó el año pasado el límite de partículas en suspensión 147 días

Si la UE limita a 35 los días en los que cada año se puede superar el límite de 50 microgramos de partículas en suspensión por metro cúbico, los datos de las estaciones de medición de la Comunidad reflejan que en estos municipios ese tope se supera sobradamente, y en algunos casos incluso se cuadruplica.

La localidad más contaminada es Leganés, que superó el año pasado el límite de partículas en suspensión 147 días; le siguen Torrejón y Alcorcón, con 135; Coslada, con 127, y Getafe, con 124. También rebasan los topes Alcalá de Henares (108), Fuenlabrada (87), Alcobendas (64), Móstoles (54) y Aranjuez (39).

De las trece estaciones medidoras que integran la red regional, sólo respetan la norma Colmenar, Majadahonda y Chapinería.

Aparato respiratorio

El exceso de partículas en suspensión es muy perjudicial para la salud y agrava, especialmente, las enfermedades del aparato respiratorio.

Conforme a los datos de la red regional de estaciones de medición, también se observa que algunos de estos municipios sufren exceso de contaminación de otros agentes.

Así, el dióxido de nitrógeno ensucia en demasía el aire de Getafe y Alcorcón, que superan el límite fijado por la UE de 50 microgramos por metro cúbico. Leganés, Alcobendas, Fuenlabrada y Coslada estuvieron a punto de superarlo.

La estación de la plaza Luca de Tena, en Arganzuela, superó el límite 182 días de 2006, más de la mitad del año
Ecologistas en Acción, que hizo públicos ayer estos datos, critica la pasividad de la Comunidad para reducir los índices. "Es significativo el fracaso del Plan Azul", explica Juan García. La organización achaca los altos índices de polución al excesivo uso del automóvil, alentado por la construcción de autovías.

La capital también se asfixia

La contaminación en la capital es tan acusada como en el área metropolitana. En la red de estaciones de la ciudad se superó el año pasado 76 días el valor medio tope fijado por la Unión Europea (50 microgramos de partículas en suspensión por metro cúbico).

 La estación de la plaza Luca de Tena, en Arganzuela, superó el límite 182 días de 2006, más de la mitad del año.

Le siguieron las de plaza de Castilla (160 días), plaza Elíptica (140), Pontones (137), Cuatro Caminos (118) y Barrio del Pilar (112).