Casi veinte mujeres piden cada día en Aragón la píldora del día después. Desde que se dispensa de forma gratuita (noviembre de 2005), se han suministrado en toda la comunidad 9.341 píldoras postcoitales. La inmensa mayoría se ha  repartido de forma gratuita en centros del Salud (7.417), mientras que las farmacias han recetado 1.924 fármacos. En todo 2004 se dispensaron en total 8.620 píldoras del día después.

La mayoría de las mujeres que acuden a las urgencias y a los centros de salud para pedir este medicamento son chicas jóvenes, muchas de ellas adolescentes, según explican diferentes fuentes sanitarias consultadas. El Salud está recabando datos para formar un registro de edades, pero aún no lo tiene terminado.

Uno de los principales objetivos del programa de gratuidad de la píldora poscoital es prevenir y combatir los embarazos no deseados y el número de abortos. En Aragón, 314 jóvenes de 15 a 19 años abortaron en 2005, mientras que entre 2004 y 2005, la cuarta parte de los abortos correspondieron a jóvenes de 20 a 24 años (son los últimos datos que se tienen).

Sin embargo, ya hay médicos que han objetado problemas de conciencia para no dispensarla.

4 preguntas sobre...

cómo usar el fármaco

1¿Dónde puedo conseguir la píldora del día después?

En Aragón se dispensa de forma gratuita en los centros de salud, en las urgencias hospitalarias y en los centros de orientación familiar. También se puede adquirir en las farmacias con la recete médica (cuesta unos 20 euros).

2¿Cómo se administra?

El fármaco se compone de dos píldoras que se deben tomar juntas. Se administra en una bolsita de plástico junto a un folleto informativo y un perservativo. El médico suele además aconsejar a la mujer que recoge la píldora.

3¿Cuántas veces puedo tomar la píldora?

El fármaco está recomendado únicamente para casos de emergencia y no se debe usar en ningún caso como sustitutivo de los anticonceptivos.

4¿Qué grado de eficacia tiene?

Previene de media el 85% de los embarazos y pierde eficacia con el tiempo. En las primeras 24 horas previene el 95% de los embarazos, porcentaje que se reduce al 58% entre las 48 y las 72 horas. En determinados casos puede provocar náuses y mareos.