Un joyero de La Almunia muere por un disparo de unos atracadores

Juan Carlos Lafuente, de 42 años, fue sorprendido solo en su local, hacia las 13.30 horas, cuando iba a cerrar para irse a comer.
Sobre las 17.00 horas fue sacado el cadáver del joyero de su establecmiento, donde fue asesinado.(Efe)
Sobre las 17.00 horas fue sacado el cadáver del joyero de su establecmiento, donde fue asesinado.(Efe)
Un disparo en la frente efectuado por un presunto atracador acabó ayer con la vida de Juan Carlos Lafuente Callejero, de 42 años, en la trastienda de su joyería de La Almunia de Doña Godina, cuando se disponía a cerrar para ir a comer. Tras producirse el asesinato, dos jóvenes de  complexión fuerte salieron apresuradamente de la joyería con unas bolsas en las manos, y subieron a un coche aparcado en las proximidades para abandonar la localidad zaragozana, presumiblemente por la autovía A-2, Zaragoza-Madrid.

El cuerpo sin vida de Juan Carlos Lafuente, soltero y sin hijos, fue descubierto pasadas las 13:00 horas con una herida mortal, fruto de un disparo, según fuentes de la investigación.

Los presuntos autores del asesinato, según algunos testimonios, esperaron a que el joyero estuviera solo en el establecimiento para asaltarle, unos minutos antes de la hora a la que habitualmente terminaba la jornada de la mañana.

Algunos vecinos vieron a dos hombres altos, jóvenes y robustos salir del establecimiento, ataviados con gorras, a cara descubierta y con unas bolsas, antes de que se descubriera el cadáver del joyero, que fue levantado alrededor de las 17:00 horas por orden de la juez titular de La Almunia.

La localidad se sumió en la consternación tras el suceso.  Habitantes de la población de poco menos de 7.000 residentes, se concentraron por la tarde en protesta por lo ocurrido, mientras los comerciantes cerraron sus establecimientos en señal de protesta por el crimen y de solidaridad con la víctima. Hoy será día de luto oficial en La Almunia.

María Ángeles Corredor, una voluntaria de la Cruz Roja, fue una de las primeras personas que vio el cadáver en la joyería, e intentó reanimar al joyero, pero, según dijo a la agencia Efe, ya «no había nada que hacer».

El joyero asesinado solía cerrar su local, ubicado en la plaza de La Paz, 6, pasadas las 13:00 horas.

Reclaman más seguridad

Juan Carlos Lafuente era natural de Calatayud y llevaba 20 años regentando su joyería de La Almunia, tras haber aprendido su oficio en un establecimiento similar en la capital bilbilitana, donde mantenía su domicilio particular, junto con su madre, viuda desde el pasado día 11. Una hermana del asesinado reside en Zaragoza. El Ayuntamiento de La Almunia, vecinos y organizaciones empresariales reclamaron mayor seguridad para este tipo de establecimientos en zonas rurales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento